Francia, en alerta roja por diarrea causada por el consumo de ostras

Las autoridades sanitarias han prohibido la recogida y venta de moluscos en el sur de Bretaña; la epidemia de gastroenteritis se ha extendido por todo el país, con 215.000 afectados en la pasada semana


redacción

Toda Francia está en alerta roja. No hay ni una sola región del país que no se haya visto afectada por la epidemia de gastroenteritis provocada por un virus altamente infeccioso que se infecta a la población por el consumo de ostras. Cerca de 2150.000 franceses se han visto ya afectados por la enfermedad, que se originó hace algo más de tres semanas, coincidiendo con el inicio de las fiestas de Navidad, y que se caracteriza por una fuerte diarrea, a menudo acompañada de dolor abdominal y vómitos.

El número de afectados se ha visto incrementado en los últimos días, ya que según el informe epidemiológico de la red Sentinel que recoge los casos entre el 30 de diciembre y el 5 de enero, la epidemia afecta a todas las regiones del país, cuando en la semana anterior todavía estaban relativamente libres del virus ciertas áreas del norte. En el conjunto de Francia, el número de afectados pasó de 289 casos por cada 100.000 habitantes entre el 23 y el 29 de diciembre a 326 infectados por 100.000 habitantes. La región más afectada es Nueva Aquitania, con 402 casos por cada 100.000 habitantes.

Las autoridades sanitarias han prohibido la recogida y distribución de ostras en el sur de Bretaña, donde se ha concentrado el problema. La bahía en torno al mítico Mont-Saint-Michel es una de las zonas más afectadas por la prohibición, que ha soliviantado a los productores.

La contaminación de las ostras por un norovirus sumamente contagioso pudo deberse a un incorrecto tratamiento de las aguas residuales, que contagió previamente a los moluscos con el virus humano. Es una de las hipótesis que se maneja, pero la investigación abierta para esclarecer el origen del foco todavía no se ha cerrado.

Para el Comité Regional de Cultivo de Mariscos (CRC) del sur de Bretaña, el norovirus entró en las ostras a causa de la contaminación del agua por descargas costeras. «Desde Navidad, hemos tenido un fenómeno de gastroenteritis, pero las descargas no siempre se tratan bien con plantas de tratamiento y el virus se encuentra en el entorno marítimo, y más aún con las lluvias que hemos tenido» , explica el presidente de CRC, Philippe Le Gal.

La alianza de productores ha pedido medidas inmediatas para frenar la emergencia ecológica, además de una compensación por los daños causados al sector. También apuntan a que, además del mal tratamiento de las aguas residuales, el problema se vio agudizado por las lluvias torrenciales de las últimas semanas, que causaron un desbordamiento de las aguas residuales en la zona costera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Francia, en alerta roja por diarrea causada por el consumo de ostras