Estos son los medicamentos que te costará encontrar en la farmacia

Continúa el suministro irregular de Trankimazín, Adiro, Adalat, la ranitidina y de los fármacos de la familia de los sartanes


Santiago

526. Este es el número total de presentaciones de fármacos que escasean en España en la actualidad. Desde hace años los problemas de suministro son habituales y la cifra de medicamentos con faltas suele oscilar entre los 500 y los 600. «Eso sí, el paciente siempre se lleva su tratamiento», remarcan en las farmacias gallegas, puesto que la inmensa mayoría pueden ser sustituidos con facilidad por una alternativa. A finales de año, según explican los profesionales del sector, los desabastecimientos suelen incrementarse, pero la situación no ha empeorado en los últimos meses, ya que desde el Ministerio de Sanidad se han puesto en marcha medidas para paliar no solo la falta de algunos fármacos sino las consecuencias de esta situación genera entre la población. No obstante, existen una serie de presentaciones que sigue costando encontrar en las boticas y algunas son de uso muy común.

Ácido acetilsalicílico

El famoso Adiro sigue escaseando. Más de un año y medio después de que comenzase el desabastecimiento, el más que conocido ácido acetilsalicílico de Bayer mantiene su suministro irregular. «Nos van llegando unidades, pero de forma restringida, así que puede haber usuarios que tengan problemas para encontrarlo», aseguran en una botica. «Pides 50 y te sirven 10», añaden en otra oficina. La Agencia Española del Medicamento (AEMPS) recoge problemas en dos presentaciones de este fármaco y sin previsión de cuándo se solventarán. Otros tres laboratorios presentan falta de algún ácido acetilsalicílico, entre ellos la aspirina.

Depresión

Trankimazín, Dobupal. Antes del verano saltó la alarma por la ausencia en las farmacias del Trankimazín retard, un fármaco para la ansiedad y la depresión que no tiene alternativa en la formulación retard, es decir, de liberación prolongada. En estos momentos la AEMPS recoge problemas en dos de sus presentaciones pero en las farmacias dicen que ha mejorado el suministro y al menos llega de forma intermitente. No obstante, ahora el desabastecimiento afecta al de un miligramo, y en este caso es más complicado encontrarlo. Hay, además, otros fármacos para estas patologías con problemas. En las farmacias recuerdan el caso del Tranxilium 5 miligramos o el Dobupal, que escasean.

Angina de pecho

El Adalat no ha vuelto. «El último que vendí fue en julio», señala un farmacéutico. Adalat es un fármaco para la angina de pecho crónica y estable y para la hipertensión arterial que sigue sin llegar a las boticas. Sí ha vuelto Apocard, aunque la AEMPS recoge que aún tiene problemas. Apocard es un medicamento para la arritmia y no puede sustituirse por otro en la farmacia, sino que debe hacerlo un médico.

Afectados nitrosamina

Ranitidina, valsartán, losartán. En octubre la agencia del medicamento ordenó la retirada de la ranitidina, un fármaco para el ardor de estómago, debido a que se detectaron impurezas en varios lotes, en concreto nitrosaminas. Este fármaco se suma así a los problemas de suministro de los sartanes —valsartán, losartán— productos para la hipertensión arterial que tienen un elevado consumo, también por la presencia de nitrosaminas.

Anticonceptivos

Ovoplex y Loette. Son dos anticonceptivos orales. En el caso de Loette la escasez se remonta a antes del verano, mientras que el desabastecimiento de Ovoplex llegó meses después. Lo que ocurre con estos medicamentos es que pueden encontrarse, pero con dificultades, lo que obliga a que los pacientes tengan que recorrer varias oficinas de farmacia si buscan un producto concreto.

Kreon

Para la insuficiencia pancreática. Este fármaco comenzó a escasear a principios de año y ahora el laboratorio mantiene un suministro limitado. Se utiliza para la insuficiencia pancreática. Otro caso es el del Konakion, para tratar la falta de vitamina K o la sobredosificación de anticoagulante oral. Llegó a recurrirse a proveedores extranjeros, y actualmente hay unidades en los almacenes mayoristas que se van distribuyendo de forma limitada.

Colirios

Varios fármacos. Desde las farmacias destacan la falta de algún colirio, como Arteoptic, que se utiliza para cierta forma del glaucoma o la hipertensión intraocular. La Agencia recoge otros, como Colircusi, Alfadina o Timolol.

Analgésicos

Paracetamol o ibuprofeno. Aunque nunca suponen un problema ya que existen muchas alternativas, escasean paracetamoles como el Gelocatil e ibuprofenos como el Neobufren.

Sanidad pide sanciones más duras para el desabastecimiento de fármacos

Marta otero
La bajada de precios ha hecho que algunos medicamentos escaseen porque a los laboratorios no les compensa fabricarlos
La bajada de precios ha hecho que algunos medicamentos escaseen porque a los laboratorios no les compensa fabricarlos

Más de 550 medicamentos tienen problemas de suministro y la lista no para de crecer

El desabastecimiento de fármacos es un problema que afecta actualmente a más de 550 medicamentos, algunos de ellos de utilización muy común, y la cifra sigue creciendo. Para poner fin a este problema, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha puesto en marcha el Plan de Garantías de Abastecimiento de Medicamentos 2019-2022, para actuar «tanto sobre las causas como en la reducción del impacto de las consecuencias», porque, según reconoce el propio documento, esta situación «supone una importante sobrecarga para médicos, farmacéuticos y administraciones sanitarias, con elevados costes asociados».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Estos son los medicamentos que te costará encontrar en la farmacia