María Teresa Campos y Edmundo Arrocet se separan

La presentadora confirma que han puesto fin a su relación tras casi seis años juntos


Redacción / La Voz

Tras casi seis años de relación, María Teresa Campos y Edmundo Arrocet, más conocido como Bigote Arrocet, han roto. Durante el tiempo que ha durado su noviazgo los rumores de crisis y supuestas infidelidades por parte del cómico a la periodista han sido constantes, aunque siempre las han desmentido. Ahora, ha sido la propia presentadora la que, el sábado 28 de diciembre (coincidiendo con el día de los Santos Inocentes en el que es tradicional gastar bromas), la que ha confirmado la noticia a través del programa de Telecinco ¡Viva la vida! en el que colaboran sus dos hijas. Precisamente ha sido Terelu Campos la encargada de leer el comunicado enviado por su madre. «Yo, María Teresa Campos, quiero comunicar a través de este programa, algo relativo a mi vida personal. A lo largo de estos años, en mi relación sentimental con Edmundo Arrocet, se ha especulado en numerosas ocasiones con crisis y rupturas que eran infundadas. Por eso, ahora quiero ser yo misma quien os comunica que las relaciones duran más o menos en el tiempo, a veces, toda la vida, o casi 6 años, como ha sido mi caso con Edmundo. Quiero manifestar, para evitar cualquier especulación, que nuestra relación se ha roto recientemente. También quiero pedirle a mis compañeros, y a las personas que me quieren, que, dentro de lo posible, me dejen vivir tranquilamente estos difíciles momentos que estoy pasando». 

De esta información también se hace eco la revista ¡Hola!, que llegará este lunes 30 a los quioscos de forma excepcional, al coincidir su día de publicación el miércoles el 1 de enero y ser festivo, como ya ocurrió la semana pasada. 

María Teresa Campos cierra así 2019, uno de sus años más complicados. Durante los últimos doce meses ha visto como los rumores de crisis en su pareja eran continuos, pero además, ha sufrido con las complicaciones que sufrió Terelu Campos al someterse a una doble mastectomía preventiva tras detectársele por segunda vez cáncer de mama, y profesionalmente, se quedaba sin trabajo tras no renovar su contrato con Mediaset

Aunque en los últimos meses se habló de su inminente vuelta a la televisión, incluso como presentadora de Cine de Barrio en La 1, el caso es que eso aún no ha llegado a materializarse. 

Difíciles tiempos para María Teresa Campos

María Teresa Campos ha vivido en los últimos meses una de sus peores etapas tanto a nivel profesional como personal. La periodista, que hace años se convirtió en una pionera en los magacines matinales, en los que aunaba actualidad, información del corazón y hasta tertulia política, lleva ya tiempo alejada de los platós (o en proyectos que no terminan de convencerla).Tras terminar la pasada primavera su etapa en Mediaset, después de que finalizase su contrato laboral con la cadena sin que esta le buscase un proyecto que convenciese a María Teresa Campos, de 77 años. Su último programa fue ¡Qué tiempo tan feliz!, que se despidió de los telespectadores hace dos años, en marzo del 2017. «Hoy cerramos esta puerta pero estén atentos porque pronto se abrirá una y saldré por ella, hasta pronto», se despedía sin descartar una posible vuelta a la televisión en cualquier momento. Pero eso no ocurrió, o al menos no como ella pensaba. Más bien su trayectoria viró de manera inesperada y terminó protagonizando un docurreality junto a sus dos hijas, Las Campos, que se reveló como un auténtico fenómeno en audiencia. Algunos las comparaban ya con las Kardashian españolas. Pese al éxito que tuvo entre el público, cada capítulo del programa parecía más una forma de «ayudar» a mantener la estabilidad laboral a sus dos hijas, Terelu Campos y Carmen Borrego (que tras años detrás de las cámaras terminó de colaboradora y convirtiéndose en personaje del corazón), que un proyecto en el que realmente se sintiese cómoda. 

Atrás han quedado ya otros fiascos que María Teresa Campos ha vivido últimamente, como su disco de canciones con su pareja, Edmundo Bigote Arrocet, que terminó como un auténtico fracaso, tal y como quedó demostrado en la firma de discos que fue un auténtico fiasco: solo acudieron dos personas. O su extraña reaparición en el debate de Gran Hermano, después de sufrir un ictus. Jordi González la recibía en septiembre del 2017 con todos los honores y la sentó en el centro del plató, no en las bancadas de colaboradores del programa. Pero María Teresa Campos no terminó de sentirse cómoda en un debate que año tras año ha ido aumentando su tono bronco y donde está acostumbrada a llevar ella la batuta y repartir los turno de palabra, pero no en participar en un coloquio en el que los gritos y la controversia son constantes.

Tras su ruptura con Telecinco, de donde, según le confesó a Bertín Osborne en una entrevista, nunca debió marcharse (refiriéndose a su etapa en Antena 3), parece que se abre un nuevo horizonte profesional para María Teresa Campos. Según adelantaba Jaleos, la periodista habría recibido varias ofertas de televisión, entre ellas una de TVE. Y es que durante sus meses de sequía en Telecinco, la comunicadora sugirió ponerse al frente de una tertulia política y su hija Terelu Campos incluso la postuló para una hipotética entrevista a Isabel Pantoja

Por el momento, María Teresa Campos no se ha pronunciado acerca de su futuro. Únicamente ha hablado con Pilar Eyre, que publicaba sus palabras en la revista Lecturas. «Salen tantas cosas personales y profesionales que no son verdad que ya me río y no me creo nada», asegura. «Yo estoy esperando muy tranquila el fin de mi contrato», continua. 

En cualquier caso, su vuelta a TVE sería una magnifica despedida profesional para María Teresa Campos, ya que fue la cadena pública donde dio sus primeros pasos en televisión, de la mano de Jesús Hermida

Los últimos años no han sido nada fáciles en el terreno personal para María Teresa Campos. Al ictus que sufrió, se unió el salto a la fama de su nieta, Alejandra Rubio, que protagonizó una polémica portada en la revista ¡Hola! junto a su madre al cumplir la mayoría de edad.  Pero si algo le ha preocupado en estos tiempos ha sido la salud de su hija Terelu Campos, que a finales del 2018 anunciaba entre lágrimas que volvía a padecer cáncer de mama, y se sometía a una doble mastectomía. El cáncer es para María Teresa Campos una palabra tabú, ya que tanto como ella, sus hijas y parte de su familia han sufrido varios episodios. Tras sufrir hace unos años un gran susto cuando presentaba La mirada crítica, el programa informativo matinal de Telecinco, la presentadora ha evitado siempre mencionar el nombre de la enfermedad que sufrió. «No quiero pronunciar la palabra. Mucha gente no ha tenido la suerte que he tenido yo y por eso tengo que dar las gracias», aseguraba. Pero lo peor es que sus hijas sufrieron varios sustos de salud similares. Primero fue Carmen Borrego en el año 2002, cuando le detectaron un tumor en el útero que logró superar. En ese tiempo la pequeña del clan Campos aún se mantenía alejada de la primera línea de las cámaras, así que el suyo no fue tan público y notorio como el de su hermana Terelu Campos, que en el año 2012 tuvo que alejarse de la televisión para tratarse de un cáncer de mama que también logró superar. La muerte Araceli, una de las hermanas de María Teresa Campos, sumió a la comunicadora de nuevo en la tristeza en el 2015. Y años después la pareja del exmarido de Terelu Campos también fallecía prematuramente del mismo mal. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

María Teresa Campos y Edmundo Arrocet se separan