«Houbo quen non quixo o boleto porque tiña moitos ceros»

En la administración Loterías Alcázar, de Vilalba, se vendieron diez décimos agraciados con 50.000 euros cada uno


lugo / la voz

Vilalba es un foco de suerte. Lo atestiguan los numerosos premios vendidos en Loterías Alcázar durante los últimos años. El tercer premio del sorteo de Navidad fue a parar al municipio, y es que los portadores de los diez décimos vendidos con el número 00750 ingresarán en el bolsillo 50.000 euros cada uno.

Otra buena noticia es también que el propietario de Loterías Alcázar, Daniel Formoso, cree que los premios han ido a parar a los bolsillos de los vecinos. «Así a alegría é por partida dobre», explica Daniel, que es de la tercera generación de loteros de una administración que tiene casi un siglo de vida y que ha sido fundada por su abuelo.

Ayer, poco antes de la una del mediodía, empezó la celebración en la veterana administración situada en la calle Pravia, en pleno centro de Vilalba. «Dimos o premio gordo durante dous anos seguidos, especialmente no 2017, que houbo choiva de millóns. Temos a certeza de que o repartimos a xente da vila. Se tes ledicia repartindo premios, darllo á xente da vila é unha ledicia dobre», cuenta Daniel, que se siente muy afortunado por haber repartido suerte en la comarca de Terra Chá.

Un décimo que no gustaba

«Hai anécdota, porque este número rexeitáronmo. Son raros ata que tocan. Estamos falando dunha serie de 500.000 euros»,

añade Daniel, y es que desde hace años las ventas no dejan de aumentar en la administración.

«Aquí veu xente que choraba porque dicía que se atopaba moi mal economicamente e contaba que ía ter que deixar a súa casa. Cando te atopas con situacións desas e ves que á xente lle sorrí a fortuna é incrible, unha emoción enorme».

De Loterías Alcázar salen décimos por mensajería hacia ciudades de todo el país. Cataluña, el País Vasco y Andalucía son algunos de los destinos de los boletos que, en su mayor parte, van a parar a manos de clientes habituales de Vilalba, tal y como explica Daniel Formoso. «Estos últimos años aumentó mucho el envío de lotería», añade.

En el 2017, el gordo dejó en Vilalba 520 millones de euros, correspondientes a 130 series vendidas también en Loterías Alcázar, además de en el bar Cascudo, situado en San Xoán de Alba.

Al aumentar notablemente las ventas el último año, en Alcázar venden lotería desde el verano. La fiebre de la lotería provoca numerosas colas en la administración durante los últimos meses del año y la cifra dice que, desde que tocó el gordo, las ventas han aumentado en más de un 20%. Como media, en el negocio venden 350.000 euros en boletos.

Respecto a hace tres años, las ventas aumentaron un 20 % en esta administración

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Houbo quen non quixo o boleto porque tiña moitos ceros»