Lotería de Navidad en Galicia: salvados, por decir algo, por la campana

El gordo dejó en la comunidad una cosecha más bien modesta: poco más de 12 millones


redacción / la voz

Panoramix, el viejo druida, lo habría visto. Demasiadas señales en tan pocos días. Primero Elsa, después Fabien... Quizás la prueba definitiva de lo que se avecinaba fue el desmontaje el sábado de las carlingas de la noria de Vigo. Un desastre tras otro. Los astros llevaban días conjurándose contra las tierras de Breogán y ayer liberaron su maldición. Solo así puede explicarse una cosecha tan magra en el sorteo del gordo: algo más de 12 millones de euros rescataron los gallegos de los bombos. Y eso que le habían echado fe al asunto: más de 173 millones, para ser precisos. No fueron las tragedias griegas del 2010 (4 kilitos) o el 2016 (5), cierto, pero nada que ver con los 40 millones del 2012, los 24 del 2014 o los 27 del año pasado. ¡Qué decir de los 520 del 2017! A ver si la próxima década nos mira con otros ojos...

Bucear en el gordo, sea como fuere, ya no es lo que era. El mapa de concellos afortunados es, en el fondo, casi una engañifa. Uno ve tantas marcas dentro que piensa que es imposible que no le vaya a tocar algo. Un quinto, un cuarto, un segundo... Algo, no sé. Ocurre que con esto de los décimos por ventanilla, la fiesta da en muchos sitios para poco.

Ayer, de hecho, la cosa iba para verbena con sesión vermú y poco más. Fue al final de la mañana, ya en la recta final del sorteo, cuando los cinco millones del cuarto premio que cayeron entre Cuntis y Moraña salvaron -por decir algo- los muebles. Un total de 250 décimos a razón de 20.000 euros por billete, un pellizquito, vamos, para encarar el 2020 con otro cuerpo.

 Hasta ese momento, el gordo no les había dado demasiado juego a los gallegos. Una parranda más bien modesta concentrada principalmente en Vigo y A Coruña. En la ciudad olívica (¡a ver si van a ser las luces de Abelca las que conjuraron los fantasmas del infortunio!) afloraron las sonrisas con 1,25 millones de una serie completa del segundo premio y 1,38 millones de un quinto, aunque buena parte de este dinero acabó en Ponteareas. Allí los niños de la Escola Deportiva Vila do Corpus regaron la villa de participaciones agraciadas. En total, 1,37 millones de euros.

 En A Coruña, la algarabía invadió la administración de loterías del Carrefour de Alfonso Molina y la confitería Chaná, que distribuyeron 1,5 millones de un quinto, el 06293, mientras en Marineda City se vendieron otros 200.000 euros de un cuarto premio: el 41710.

O Grove y Vilalba, dos municipios con prédica en este sorteo de un tiempo a esta parte, se embolsaron medio millón de euros cada uno al vender dos series enteras del tercer premio, aunque fue en A Fonsagrada donde los niños de San Ildefonso dieron algo más de juego: 1,25 millones de una serie del 10989.

El resto de lo recaudado fue más bien lluvia fina. Paradojas del destino, con la que ha caído en los últimos días... Pequeños premios de unos miles de euros en un buen número de concellos: Fene, Muxía, Mazaricos, Santiago, Guitiriz, Rábade, Monforte, Ourense, Padrenda, Lalín, Salceda, O Porriño, Sanxenxo, Tui, Cerdedo, Vilagarcía... Mucho ruido y pocas nueces, en definitiva.

¿Es Vilalba el epicentro de la buena suerte en Galicia?

Que Vilalba mantiene un idilio con el sorteo de Navidad es ahora mismo un hecho difícilmente refutable. Ayer la localidad lucense volvió a repartir un buen pellizco: medio millón de euros de una serie del 00750. Que en tres años consecutivos haya logrado mojar en dos de los grandes premios (en el 2017 y el 2018 se vendieron décimos del gordo y ahora del tercero) va camino de alimentar una leyenda: ¿y si Vilalba fuese el epicentro de la buena suerte en Galicia?

A los amantes de las matemáticas no les gustaría una explicación esotérica del misterio y se inclinarían por la teoría de la probabilidad. Esto es, que en la villa lucense se vende ahora lotería como para una boda. Y puede que algo de eso haya. De la administración Alcázar, la encargada de repartir estos premios, salen hoy décimos por mensajería hacia Cataluña, el País Vasco o Andalucía. Su fortuna, en todo caso, va camino de convertirse en legendaria.

Cinco millones de euros se quedan en Cuntis y Moraña 250 décimos del último premio en salir, el cuarto adjudicado al 49797, se quedan en esta zona de Pontevedra

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Lotería de Navidad en Galicia: salvados, por decir algo, por la campana