Premio para Álex Domínguez, el joven en silla de ruedas que, aupado por el público, voló sobre el Resurrection Fest

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad reconoce su ejemplo de lucha para conseguir sus metas y dedica también un galardón a Daniel Cruz, el fotógrafo que captó la imagen que se hizo viral


Fue el protagonista de una de las imágenes del último Resurrection Fest, que se celebra en Viveiro. Su fotografía y su vídeo se hicieron virales. Álex Domínguez, en su silla de ruedas, aupado por el público, como si volara sobre todos para poder ver el escenario. El joven riojano hasta pudo marcarse un crowd surfing hasta la zona delantera para disfrutar desde un lugar privilegiado de la actuación del grupo Arch Enemy. «El chico nos lo pidió y no nos costó nada», dijeron los que lo rodeaban cuando lo elevaron. Domínguez ha vuelto a estar bajo los focos. El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) acaba de premiarlo en la categoría de Acción Cultural Inclusiva como ejemplo de lucha de las personas con discapacidad para cumplir sus metas y acceder a cualquier oferta de ocio.

Álex Domínguez, de 19 años, tiene parálisis cerebral y es estudiante de Derecho en Logroño. El presidente del CERMI, Luis Cayo, y el del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, han entregado el galardón a Domínguez. El famoso momento del «vuelo» del joven fue captado por el fotógrafo Daniel Cruz, quien también ha sido reconocido por el CERMI, y esa imagen ha dado la vuelta al mundo como ejemplo de inclusión, tanto por las ganas del protagonista como por la ayuda que le brindan decenas de personas para sujetarle en el aire.

Incluso la cuenta oficial del grupo Arch Enemy en Twitter llegó a hacerse eco de aquel momento inolvidable.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Premio para Álex Domínguez, el joven en silla de ruedas que, aupado por el público, voló sobre el Resurrection Fest