Polémica por la película satírica de Netflix en la que Jesús es gay

Más de 1,4 millones de firmas reclaman la retirada del especial navideño de Porta dos Fundos, canal de comedia ganador del Emmy Internacional


Redacción / La voz

Martin Scorsese sembró la polémica en los años ochenta cuando estrenó su película La última tentación de Cristo, que ponía de relieve los posibles conflictos internos de la figura central de la religión cristiana. Ahora, Netflix ha vuelto a enfadar a esta comunidad con La primera tentación de Cristo, un especial de comedia creado por el canal humorístico brasileño Porta dos Fundos.

Este especial de humor, de 46 minutos de duración, muestra el regreso a casa de Jesús, acompañado de un amigo, para celebrar su 30.º cumpleaños. Cuando llega, José, María y los suyos le han preparado una fiesta sorpresa.

Religiosos brasileños están promoviendo un boicot contra esta película satírica en la que Jesús, interpretado por el actor Gregorio Duvivier, parece vivir un romance con otro hombre. Más de 1,4 millones de personas han firmado ya una petición difundida en la plataforma change.org para criticar esta producción, estrenada el pasado día 3, y pedir que se retire del catálogo de Netflix y se prohíba su difusión por «el crimen de vilipendio de la fe». Religiosos del país hablan de que el servicio la televisión por Internet ha sido «instigado por la fuerza demoníaca».

El diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro, apoya esta petición desde sus redes sociales, en las cuales escribió: «Estamos a favor de la libertad de expresión, pero ¿vale la pena atacar la fe de 86% de la población? Queda la reflexión».

En la pasada edición de los premios Emmy Internacional, Brasil se llevó el reconocimiento a la mejor comedia por el anterior Especial de Natal Porta dos Fundos, una historia escrita y creada por el también actor Fabio Porchat que giraba en torno a doce apóstoles afectados por una noche de alcohol en busca de Jesucristo. «Gracias, Jesús, estamos aquí gracias a ti», dijo un eufórico Porchat al recoger la estatuilla. «Brasil está enfrentándose a algo extraño, que es que se está intentando poner a la cultura de Brasil como el enemigo del pueblo, pero de hecho somos la cara de Brasil en el exterior», aseguró Porchat en la gala.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Polémica por la película satírica de Netflix en la que Jesús es gay