Las protestas contra Peter Handke enrarecen el acto de entrega de los premios Nobel

La Voz ESTOCOLMO / COLPISA

SOCIEDAD

TT NEWS AGENCY

Supervivientes de la matanza de Srebrenica se concentraron para increpar al escritor austríaco

11 dic 2019 . Actualizado a las 00:15 h.

Las airadas protestas contra el escritor austríaco Peter Handke y las demandas para que renunciara al Premio Nobel de Literatura que recibió ayer de manos del rey Carlos Gustavo enrarecieron la solemne y siempre políticamente correcta ceremonia de entrega de los galardones celebrada en Estocolmo. Un circunspecto Handke ataviado con el preceptivo chaqué recibió su diploma y la medalla acreditativas del Nobel de manos del rey de Suecia. Sin aspavientos y con sendas reverencias al monarca sueco y a los asistentes, agradecía Handke el galardón y recibía un aplauso no muy entusiasta.

Más sonriente estaba la escritora polaca Olga Tokarczuk, que, de riguroso negro, recibía el Nobel de Literatura del 2018 antes que Handke y con una salva de aplausos más intensa. «No se aparta de la verdad desagradable, ni bajo amenazas de muerte», dijo de ella Per Wästberg, del comité Nobel, aludiendo al acoso de la extrema derecha cuando publicó Los libros de Jacob, épica novela que revisita la historia del país. «Es una de las prosistas más originales de nuestro tiempo», agregó el académico

Junto a la escritora polaca y su colega austríaco estaban los ganadores de los premios en las categorías de química, medicina, física y economía, que también recibieron sus galardones de manos del monarca sueco.