El sarampión regresa a Argentina con el brote más grave en los últimos veinte años

Desde el mes de septiembre se han registrado 61 contagios en el país sudamericano

Reuters

buenos aires / e. la voz

Argentina atraviesa una situación sanitaria que hace años se creía erradicada. Desde septiembre de este año se han registrado 61 casos de sarampión. La infección, que se transmite por el aire y que provoca fiebre, tos y erupciones que pueden llegar a ser mortales, debe su repunte al movimiento global antivacunas, que ha cobrado fuerza en los últimos años. Esta corriente se basa en falsas premisas que disuaden a los padres de vacunar a sus hijos, como que la inmunización provoca autismo.

La situación comienza a ser delicada. Según la Organización Mundial de la Salud, más de 440.000 personas en todo el mundo contrajeron sarampión en el 2019. En el continente americano el año pasado comenzaron a producirse contagios en Venezuela, Brasil y en Nueva York, donde se declaró una emergencia pública de salud.

El brote actual de sarampión en Argentina se ha convertido en el más numeroso desde la eliminación de la circulación endémica alcanzada en el año 2000. Uno de los casos más polémicos se cuatro semanas después de la identificación del brote. Una mujer del movimiento antivacunas contrajo la enfermedad y contagió a sus cinco hijos de 5, 9, 13, 16 y 19 años. La madre se expuso a la infección en un centro médico mientras compartía sala de espera con una persona enferma de sarampión. Días después, reconoció los síntomas en ella y sus hijos y acudió a emergencias, donde recibieron tratamiento. «Fue positivo que vinieran», expresó Cristián Biscayart, titular de la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles de la Secretaría de Salud, «porque se evitó exponer a más personas, especialmente compañeros de escuela de los chicos».

En respuesta a este problema, el Ejecutivo argentino se ha puesto manos a la obra. Tal y como alertaban en un comunicado oficial, tomarán acciones intensivas de vacunación en Buenos Aires y en otras áreas de la provincia. La Secretaría de Salud señaló que «no faltan ni faltarán» vacunas contra el sarampión y que el brote «está circunscrito a Buenos Aires».

«Ya son 61 los casos confirmados de sarampión porque el ajuste de este Gobierno llegó a la inmoralidad de no garantizar la vacunación. Estos son los efectos de cumplir con el programa del FMI a cualquier precio. Debemos corregirlo con urgencia», fue el tuit que Alberto Fernández, el presidente electo, escribió al enterarse de la noticia. Desde la Secretaría de Salud rechazaron el vínculo establecido por el presidente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El sarampión regresa a Argentina con el brote más grave en los últimos veinte años