Sigue la sangría de anunciantes que se dan de baja de «Gran Hermano»

la voz REDACCIÓN

SOCIEDAD

Enrique Cidoncha

La productora Zepelin TV condena ahora los hechos y anuncia que implantará «una política de cero alcohol». Mediaset culpa a Atresmedia por «deslealtad», pero no pide perdón

28 nov 2019 . Actualizado a las 12:54 h.

Ya son una veintena las empresas que han abandonado Gran Hermano después del escándalo generado por la presunta violación de la concursante de GH Revolution Carlota Prado y el modo en que el programa gestionó este caso. A las bajas de Nestlé, Espárragos Carretilla y el operador de telecomunicaciones Fi Network anunciadas el martes, se sumaron en las últimas horas las de Mediamarkt, Nescafé, Postres Reina, Adeslas, Holaluz, GlaxoSmithKline (GSK), Affinity, Telepizza, Tous y Schweppes. En las últimas horas se sumaron Milar, L'Oreal, Angulas Aguinaga, Lancôme,Nissan, Aneto y Nespresso. «Tras este incidente hemos tomado la decidido de retirar la publicidad en este programa», explicó en las redes sociales la empresa de postres, mientras que la cadena de tiendas de electrónica señaló: «MediaMarkt Iberia rechaza cualquier tipo de agresión o acto violento y, por esta razón, ha solicitado la retirada inmediata de su publicidad de la franja de emisión del programa de Gran Hermano VIP».

El buque insignia de Telecinco vive así el mayor escándalo de su historia en un momento en que las audiencias de su edición de famosos se disparan. La emisión de este martes en Telecinco de GH VIP: Límite 48 horas logró un 18,4 % de cuota y 3.200.000 espectadores, mientras que en su paso a Cuatro obtuvo un 26,6 % y 2.857.000 seguidores.

Precisamente en la gala de este martes Jorge Javier Vázquez se permitió hacer una broma de mal gusto que hacía una clara referencia a lo ocurrido en la casa de Guadalix hace dos años. Sin ninguna cautela hacia los hechos que investiga el juzgado ni hacia la fuga de anunciantes, el presentador estrella de Mediaset aprovechó el paso de la emisión de Telecinco a Cuatro, en torno a las once de la noche, para asegurar: «Ya estamos en Cuatro. De verdad, es que es como cuando estás y no te das cuenta, como cuando te lo hacen y no te das cuenta».