Arguiñano hace un chiste sobre una violación mientras España se moviliza contra la violencia machista

El mediático cocinero lo hizo durante el Día Internacional contra la Violencia de Género en «El Hormiguero». Además empleó ante las estrellas invitadas, de Argentina, el término «gallego», un término despreciativo en ese país para referirse a «español». Ya ha pedido disculpas


Redacción | La Voz

Quiso meterse a la audiencia, al presentador y a los invitados en el bolsillo echando mano de sus habituales gracietas, siempre presentes en sus programas de cocina. Pero anoche, hizo el peor chiste posible teniendo en cuenta que era el Día Internacional contra la Violencia Machista.

Azuzado por Pablo Motos, presentador de El Hormiguero y sabedor de lo graciosos que son algunos de sus chistes, le pidió a Karlos Arguiñano durante una conexión telefónica del programa y con el actor argentino Ricardo Darín y su hijo Chino Darín como invitados en el plató de la calle Alcalá, que se arrancase con uno.

Arguiñano, que sí que pensó pese a lo improvisado del asunto en hacer un chiste de «gallegos», término despectivo y coloquial en Argentina sinónimo de español; no midió las consecuencias de sus palabras al ambientarlo en una violación.

«Hay dos chicas argentinas y le dice una a la otra: Graciela, ayer me violó un gallego. ¿Y cómo sabes vos que era gallego? Le tuve que ayudar».

A los actores argentinos Darín, padre (a la derecha) e hijo, les hizo mucha gracia el chiste de Arguiñano. Cabe recordar que «gallego» es la manera coloquial y despreciativa que tienen en Argentina para hablar de «español»
A los actores argentinos Darín, padre (a la derecha) e hijo, les hizo mucha gracia el chiste de Arguiñano. Cabe recordar que «gallego» es la manera coloquial y despreciativa que tienen en Argentina para hablar de «español»

No solo puede ser considerado el chiste de mal gusto en cualquier momento, si no que el patinazo adquiere dimensiones bíblicas teniendo en cuenta que anoche durante la emisión del formato era 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género.

Mientras miles de personas salían a la calle en todo el país -y en múltiples capitales mundiales- para defender a las víctimas de la lacra, en el espacio se mofaban de una de las agresiones que más sufren las mujeres. En Twitter, las críticas se multiplicaron exponencialmente.

Este mediodía, antes de comenzar su programa Cocina Abierta en Antena 3 pedía disculpas y colgaba a la vez el mensaje en sus redes sociales. Un sentido perdón, con la voz entrecortada, en el que el popular cocinero señala que «fueron 15 segundos que me han destrozado». «Perdón, de verdad», termina diciendo al referirse al desafortunado incidente. 

La de ayer fue sin duda una jornada para olvidar en la productora 7 y Acción, encargada de sacar adelante el programa y comandada por el propio Pablo Motos. En un experimento con fuego, estuvo a punto de ocurrir una desgracia, en la que incluso se movilizó el presentador ante el riesgo de que hubiera daños personales. 

Durante la campaña electoral, también tuvo el formato otro momento polémico al entrevistar a Santiago Abascal, líder de Vox. Entre la audiencia, no todos vieron con buenos ojos que se le diera pábulo a un partido con la ideología de la que presumen los verdes. Fue sin embargo una de las emisiones más vistas del año de la televisión en abierto. El espacio es todo un éxito en el prime time cada día, quizás también por lo difundidas que son en medios y redes sus trending topics.

Santiago Abascal a Pablo Motos en El Hormiguero: «Yo no me considero un fascista»

IAGO GARCÍA

El bombo previo generado a la emisión de la visita del líder de Vox, con intento de boicot en las redes incluido, no evitó la entrevista en el programa más visto de España. No es el primer político que visita el popular plató de la calle Alcalá, pero generó unas expectativas nunca vistas

¿Es Will Smith?, ¿es Tom Cruise? ¡No!, es Santiago Abascal en El Hormiguero. Como una estrella de Hollywood con película de estreno. Al igual que un cantante que tiene nuevo disco. En plan escritor de bestseller con algo que promocionar... Así se ha plantado esta noche de prime time -horario de máxima audiencia- ante Pablo Motos el líder de Vox

Y aunque conocida (archi), la fórmula no defrauda. «Esta noche hay movida», dijo Motos nada más arrancar. «Ha provocado un revuelo enorme, no sé si os habéis enterado», comentaba jocosamente. «Nosotros no nos casamos con nadie y todos han querido venir salvo Pedro Sánchez», dejaba el zasca el presentador, que ha explicado que desde el círculo próximo al presidente en funciones no hay el más mínimo interés en acudir al programa: «Siento que no hayamos sido de su agrado». Al trepidante saludo inicial al invitado le siguieron aplausos eufóricos. Quizás demasiado, señor regidor, ¿acaso había que acallar algún abucheo? Al sentarse, Abascal, aunque con cara un poco seria, parecía querer sumarse al show

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Arguiñano hace un chiste sobre una violación mientras España se moviliza contra la violencia machista