Miki Esparbé: «La violencia psicológica está muy normalizada»

El actor protagoniza junto a Ana Polvorosa el corto «A quien dices amar», que estrena hoy Cosmo


Redacción / La Voz

Segundo año consecutivo que Cosmo realiza una campaña contra la violencia psicológica. Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el canal de pago estrena esta noche a las 23.00 horas el corto A quien dices amar, que también estará disponible en su web (www.cosmopolitantv.es). Protagonizado por Miki Esparbé (Barcelona, 36 años) y Ana Polvorosa (Getafe, 31 años), el corto pretende sensibilizar a la sociedad respecto a la violencia de género.

-¿Cómo ha sido rodar este corto y meterse en la piel de un personaje así?

-Ha sido una experiencia exprés, porque fueron un par de días de rodaje y tuvimos como un día para ensayar. Igual que es intenso el corto, fue intenso el rodaje. Fue muy bonito y muy enriquecedor a todos los niveles. Más allá de poder tener la oportunidad, que eso también es bonito, está muy bien hacer esta especie de labor social, y de la mano de Inés (Pintor), Pablo (Santidrián) y Nadia (de Santiago), que son maravillosos. Me encantó. Y poder trabajar con Ana Polvorosa. Ha sido intenso pero muy bonito. Espero y deseo que el público lo reciba igual. Durante el rodaje nos pasó que había gente que escuchaba lo que decíamos y empatizaba. Es muy complicado hablar de estos temas con tanta sensibilidad, con tanta prudencia, y con tanto acierto.

-No muestra en ningún momento violencia física.

-Yo creo que el mérito es que pueda ser una persona de a pie, que pueda formar parte de tu entorno. Su chica le dice que lleva tiempo sintiendo su abuso psicológico. Él considera que está todo bien, hace chantaje emocional, culpabiliza y mina la autoestima del otro. Eso no es querer a alguien, eso es torturarle.

-Y el corto busca dar visibilidad a este tipo de abuso...

-Sí, busca visibilizar un tipo de violencia que tenemos muy aprendida, que está muy normalizada, y que está sucediendo todos los días en entornos cercanos a nosotros. No estamos hablando de violencia física, pero sí es verdad que antes de un empujón, una bofetada o lo que sea, se ha tenido que pasar por ahí, en mayor o menor o medida.

Enamorado de

los cortos

-Ha hecho bastantes cortos en su carrera. ¿Qué tiene este formato?

-Me encanta el reto de poder contar mucho en poco tiempo. Y más ahora, que somos la sociedad del consumismo digital exprés. Me da la sensación de que el corto gana mucha importancia en ese contexto. Es en sí un género. Es la posibilidad de exprimir ideas maravillosas, y por eso intento no desvincularme nunca de ese mundo.

-También participa en la serie «Los espabilados», de Albert Espinosa. ¿Qué puede contar de ella?

-Es la historia de unos adolescentes que se escapan de un centro de menores, e intentan ir a buscar al hermano de uno de ellos, que vive en Italia. Yo soy el detective que les va siguiendo la pista para devolverlos al centro. Hemos estado rodando entre Barcelona, Menorca e Isquia, una pequeña isla al lado de Nápoles, y nos queda un mes todavía.

-¿Cómo fue su experiencia en «Brigada Costa del Sol»?

-Brutal. Era mi primera serie con una logística tan grande. Estuvimos rodando entre Madrid y la Costa del Sol, y fue espectacular. Hicimos trece capítulos de 70 minutos, que eran como trece pelis. Aprendí un montón y disfruté muchísimo.

-¿Significa eso que también ha sido su papel favorito?

-Uff. Eso es muy complicado. Hay un papel al que le tengo mucho cariño, que es el de Ignacio en El rey tuerto. Es un personaje que hice en su día en una peli a partir de una obra de teatro, y me trajo mucho trabajo. Escoger uno es muy complicado, y estoy muy contento también con el personaje de Brigada Costa del Sol, claro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Miki Esparbé: «La violencia psicológica está muy normalizada»