Jorge Vázquez: «Las prendas buenas perduran en el tiempo y nunca pasan de moda»

El diseñador gallego asume con «vértigo y mucho respeto» la tarea de director creativo de Pertegaz, firma para la cual interpretará la visión de la moda del mítico modisto


redacción / la voz

El diseñador gallego Jorge Vázquez es el nuevo director creativo de Pertegaz, la firma que perpetúa el legado del modisto que vistió a mujeres elegantes como Jackie Kennedy, Ava Gardner y Audrey Hepburn y que, en la última etapa de su carrera, confeccionó el vestido de novia de la reina Letizia. Ahora será el creador de Betanzos el encargado de hacer que su estilo perviva en la marca de moda que lleva su nombre y de la que es licenciataria la empresa textil boirense Jealfer. La primera colección firmada por él corresponderá al otoño-invierno 2019-20 y se presentará el próximo mes de enero dentro de la Semana de la Moda de Madrid.

-¿Qué supone asumir el legado de un genio de la moda como Manuel Pertegaz?

-Mucho miedo porque es una marca tan potente, con tanta historia y ese ADN tan fuerte que él dejó que da vértigo y mucho respeto por estar a la altura. Me gustaría que él se sintiese orgulloso de lo que vamos a hacer y tener la visión de qué haría él si siguiese al frente de la casa.

-Lo difícil debe ser precisamente interpretar qué haría Pertegaz dentro de los cánones de moda actuales. ¿Cómo lo imagina usted?

-He estado analizando en las últimas semanas cosas suyas y viendo su trayectoria, con un estilo muy definido y muy marcado, pero que evolucionó desde el principio. Era un hombre muy moderno para su época. Tenía al inicio un estilo muy definido, de costura, con volúmenes para esa mujer súper elegante y exquisita. Y luego ves cómo en los sesenta y setenta va cambiando hacia una mujer mucho más moderna. Fue un hombre que se fue haciendo a sí mismo durante toda su carrera. Espero que podamos reinterpretar todo eso que él haría y le gustaría ver. Me hubiese encantando que ese testigo se pudiese haber tomado en vida y que él lo viese, pero supongo que lo verá desde donde esté.

-Como punto de partida, usted comparte con él este gusto por un estilo refinado, impecable...

-Por los tejidos, por la artesanía, por recuperar los oficios... Pertegaz llegó a tener a 700 modistas entre sus dos talleres de Madrid y Barcelona, a los que iba gente de todo el mundo a hacerse ropa. Lo hacía todo tan bien, tan elaborado y tan cuidado... Ves que han pasado años y años y que los tejidos siguen estando intactos. Había estampados que ya tenían que ser muy avanzados en su época y que ahora se ven de plena actualidad. Ese aspecto de la ropa que perdura en el tiempo es lo que más me gusta ahora que estamos acostumbrados a la moda de usar y tirar. Al final te das cuenta de que las prendas buenas si tienen un buen corte y un buen patrón, nunca pasan de moda. Eso es lo que más me llama la atención de Pertegaz y de su legado.

-Hubo hace años una exposición sobre Pertegaz en el Museo Reina Sofía con colecciones privadas de clientas que habían ido pasando de madres a hijas. ¿La ropa de hoy se puede heredar?

-Al final no, porque la gente se cansa. Lo compra, lo usa y lo tira. Pero seguro que sí hay cosas de tu abuela o tu madre que las rescatas y te das cuenta de que eran fantásticas. Pero hoy el sistema es otro.

-Las tendencias apuestan por la ruptura, el estilo deportivo... ¿Cómo encaja eso con el acabado impecable que promueve?

-Creo que hay una mujer que quiere seguir manteniendo ese estilo, una mujer impecable, siempre perfecta y que le gusta lo bueno. Y hay quien quiere ese producto más actual que se da en gente joven, cantantes y estrellas que marcan una tendencia. Pero todavía existe gente que sigue queriendo las cosas bien hechas y atemporales, aunque tengan un toque de moda. No necesitamos una chaqueta de cinco mangas ni ir en chándal a la ópera por muy moderno que sea. Prefiero ser más clásico, más tradicional, más elegante.

«Betanzos es mi remanso de paz; voy a montar allí un hotel con encanto»

Jorge Vázquez creará las nuevas colecciones de Pertegaz al mismo tiempo que mantiene la línea propia que lleva su nombre, «con un giro un poco más joven y fresco», y el taller de alta costura a medida donde crea vestidos de novia, madrina y cóctel trabajando mano a mano con clientas de todo el país.

-Tendrá a partir de ahora el doble de trabajo.

-Sí. Además acabo de recuperar mi marca y voy a tener el control total de mi nombre y de mi empresa, del ADN de Jorge Vázquez. Eso supone una gran satisfacción.

-En este momento de éxitos, ¿qué balance hace cuando mira atrás?

-Ha habido épocas muy buenas y épocas más tristes. He tenido oportunidades muy buenas en mi carrera y he trabajado con equipos fantásticos. Me quedo con eso, con las luces. Las sombras han existido, como todo en la vida, pero hay más luces que sombras. Al final, sabes que solo puedes fiarte de la familia, que son los únicos que no te van a fallar.

-Y Galicia sigue siendo la raíz de esa familia.

-Todos los meses voy dos fines semana. Ahí disfruto, me relajo y tengo una tranquilidad emocional muy fuerte. Betanzos es mi guarida, un remanso de paz. Están mis padres, mi hermano, mi sobrino y amigos de la infancia. Sigo muy vinculado y espero seguir vinculado. Tengo proyectos muy buenos que llevar a cabo.

-¿Cuáles son esos proyectos?

-Voy a montar un hotel boutique. Mi pueblo me fascina y lucho para que vuelva a tener el esplendor que tuvo. Voy a hacer un hotelito con encanto en un edificio con mucha historia que está situado en el Camino Inglés, algo muy vinculado a mí y a Betanzos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Jorge Vázquez: «Las prendas buenas perduran en el tiempo y nunca pasan de moda»