Novedades de «La casa de papel»: la cuarta temporada es más dura y Netflix estudia un «spin-off»

Jesús Colmenar, productor ejecutivo y director de varios capítulos, acudió junto a Pedro Alonso a un encuentro con seguidores de la serie en Almería


Almería

 «La cuarta temporada se va a poner más dura. Va a ser más dura para el espectador». Así avisa a los seguidores de La casa de papel Jesús Colmenar, productor ejecutivo y director de varios capítulos de la series española más internacional, que también ha apuntado que Netflix «se ha planteado» realizar un spin-off, aunque no ha querido revelar cuál de los personajes sería el protagonista de esta continuación de la exitosa producción. El secreto sigue siendo clave. «Esa información nos costaría la vida», dijo entre risas a las decenas de fans que pedían que se centrara en Berlín. Colmenar realizó estas declaraciones durante un encuentro un encuentro con el público en el marco del estival Internacional de Cine de Almería.

Colmenar avanzó la dureza de la cuarta entrega, con estreno previsto para el 2020, y de la quinta cuando uno de los asistentes a la charla le pidió que La casa de papel tuviera una deriva más del estilo de Breaking Bad. El gallego Pedro Alonso, que precisamente interpreta a Berlín, le respondió que los más «importante es que van a hacer que vibre el alma». Y defendió que cualquiera de los personajes de la serie merecería un buen spin-off porque considera «han cogido tanta fuerza todos que casi se podría hacer uno de cada uno».

Colmenar y Alonso revelado multitud de anécdotas del rodaje de la serie de Netflix, han dado respuesta a preguntas sobre curiosidades del elenco de actores y también han reflexionado sobre los retos que les ha planteado la propia evolución de la historia y los personajes o el impacto personal de su éxito: «No imaginábamos que esto iba a suceder y fue un estallido espontáneo».

El productor y director ha recordado las «muchísimas vueltas» que le dieron a retomar la serie, «que se había concebido cerrada, como una película, con un final coherente, una obra con sentido en si misma», para ponerse a grabar la tercera y cuarta temporada. Explicó que no dijeron que sí hasta encontraron la clave de «cómo hacerla más grande, algo en lo que el feedback de los fans en redes sociales fue muy importante». «Si no hubiésemos encontrado una razón de peso y no hubiéramos podido redimensionar la historia para contar más allá, no hubiéramos regresado», destacó.

Alonso admitió que ha vivido una curiosa situacion con su personaje. «Es importante el vértigo que me ha hecho sufrir reinventar, que no resucitar, a Berlín y mantenerlo vivo pese a que muchas de sus claves como personaje desaparecían». «Todos hemos sabido la responsabilidad de lo que teníamos entre manos y hemos conseguido seguir con los pies en la tierra y no dejarse arrastrar, lo que es muy bueno en términos de crecimiento personal», afirmó.

Las escenas submarinas

«Es realmente emocionante cuando veo que se usan en manifestaciones reivindicativas de derechos en todo el mundo la máscara de Dalí o el mono rojo y que, más allá de que la serie guste o no, la gente haya podido hacer suyos esos iconos para su propia lucha o batalla», afirmó Colmenar. En este sentido, Alonso se centró en el himno Bella Ciao y confesó que su interpretación «fue una de las experiencias de rodaje más potentes» de toda su carrera. «Ese fue un momento angular en cuanto a que ahí sentimos que estábamos contando algo potente de verdad porque es una secuencia que pone los pelos de punta», indicó para remarcar que «hay algo que trasciende, que toca una tecla».

También a preguntas de los fans, Colmenar contó ciertas interioridades del «difícil reto» que supuso el rodaje de las escenas submarinas de la cuarta temporada, que ha llegado a definir como «en un momento dado, dramático» o cómo el cameo del jugador de fútbol Neymar «fue petición del jugador a Netflix, algo que a los directores no nos termina de convencer porque pensamos que la serie no necesita eso pero que, en este caso, fue bien porque se portó hiperprofesional».

 Por último, hicieron alusión a que este lunes arranca el rodaje de la nueva serie Sky Rojo, también para Netflix, de la que no quiere «decir demasiado» pero que, sí reconoce que «sigue la estela o el espíritu de La casa de papel». «Es en otra dirección, de una forma muy diferente pero sí que mantiene el pulso, esa sensación trepidante de que estas viendo un tercer acto constante», señaló Colmenar, quien ha precisado que este se producirá entre la cuarta y la quinta temporada de La casa de papelSky Rojo, la nueva serie de Álex Pina para Netflix, empezará a rodarse entre Madrid y Tenerife bajo la dirección de Eduardo Chapero-Jackson y Javier Quintas. Según Pina, creador de La casa de papel, la serie reflejará «la impunidad, la ambigüedad y la realidad brutal de la prostitución y los retratos psicológicos de los que se sitúan a ambos lados de la balanza».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

Novedades de «La casa de papel»: la cuarta temporada es más dura y Netflix estudia un «spin-off»