Un tren de borrascas afectará a Galicia esta semana

La próxima semana será más lluviosa y fría de lo normal. Podría nevar en las zonas altas de la comunidad

Evacuación del crucero inglés Queen Victoria a 33 millas del Faro de Corrubedo Salvamento Marítimo coordinó el rescate, por parte del Pesca 1, de un enfermo y su acompañante que se encontraban a bordo de la embarcación

Amelie, el primer temporal  de otoño que generó más de un centenar de incidencias por toda Galicia, era  la primera pasajera de un tren de borrascas que cruzará el Atlántico durante los próximos días. Este lunes llega una nueva. Se espera una jornada de precipitaciones que serán más intensas durante la segunda mitad del día, cuando está previsto que cruce la comunidad un frente activo. El viento del suroeste soplará con fuerza en la costa, donde la Agencia Estatal de Meteorología ha activado un aviso naranja por olas de siete metros. Además, habrá un importante descenso térmico en la madrugada y podría nevar a partir de los 1.400 metros de altura.

El martes un corredor de vientos del noroeste permitirá que llegue aire frío de origen polar hasta Galicia. La presencia de ese aire gélido se traducirá en chaparrones generalizados, granizo, tormentas y un nuevo descenso de las temperaturas máximas y mínimas. El miércoles el tren dejará al sur de Irlanda a otra viajera. Desde ahí, la borrasca afectará a Galicia con un frente que entrará por el oeste a partir del mediodía. El jueves y viernes habrá una configuración de precipitaciones intermitentes y el fin de semana Galicia quedará bajo la influencia de un nuevo sistema de bajas presiones.

Terranova

En Galicia, en otoño e invierno, confluye el aire frío que baja desde los polos con el cálido que sube de las regiones subtropicales. Esto permite disfrutar de una gran riqueza meteorológica. Las borrascas que afectan a la comunidad recorren el Atlántico en dirección hacia el este y en la mayoría de los casos nacen en el nordeste de Norteamérica, concretamente en Terranova. «Las borrascas se forman en la confluencia entre el aire frío polar y el cálido subtropical. En estos meses esa zona se sitúa cerca de Terranova. La presencia del océano hace más fácil que interactúen las masas de aire porque en el continente resulta más difícil encontrar masas cálidas en esta época del año y por eso se forman en los bordes oeste de los océanos», explica el meteorólogo Juan Taboada.

Poco después de dar sus primeros pasos en tierras canadienses, las borrascas ya se ponen en marcha. La circulación general de la atmósfera se encarga de desplazarlas por el océano con destino a Europa. La ruta habitual suele llevarlas directamente hasta el Reino Unido e Irlanda. Durante el viaje, debido al efecto Coriolis, se van enroscando y adquiriendo esa forma tan característica. En este proceso aparece el frente, una estructura alargada que en condiciones normales suele entrar por el noroeste de la Península.

Cuando la circulación es tan zonal como ahora, siguiendo los paralelos, las borrascas llegan una detrás. «Está pasando estos días.

Las borrascas se van formando de manera sucesiva y originando lo que hemos denominado tren canadiense», confirma Taboada.

El viento derriba el muro lateral del colegio Isaac Peral y obliga a retirar árboles caídos en la zona

A. C.

El mar de fondo destruye parte del rompeolas de Barallobre y deja sin protección las embarcaciones

Los fuertes vientos de la pasada noche han provocado el derrumbamiento del muro lateral del cierre del CEIP Isaac Peral, en Ferrol, que se vallará provisionalmente hasta que Educación lo reconstruya.

Por otro lado, los Bomberos de Ferrol están retirando árboles tirados en Mugardos y el GES de Mugardos está apartando troncos en Fene. La Policía Local de Ferrol ha intervenido por unas vallas protectoras de contenedores caídas, en la calle Roi Xordo.

El domingo, el mar de fondo ha destrozado parte de la estructura del rompeolas del puerto de Barallobre, en Fene. Las olas han arrastrado varios tramos de la barrera de protección hasta la playa de Maniños y los marineros trabajaron toda la tarde para retirar las lanchas (unas a tierra y otras a los pantalanes de la parte de delante), en previsión de un empeoramiento de las condiciones del mar a partir de la medianoche. Como explica el patrón mayor de la cofradía, Jorge López, "rompieron los cabos de sujeción de algunas embarcaciones y algunas de las pasarelas pequeñas, y se rompió la popa de una lancha y el motor le quedó colgando". El remolcador Campomar, del servicio de Gardacostas, logró sujetar de manera provisional la instalación que preserva el embarcadero. Portos de Galicia ha enviado una empresa, pero el mal tiempo no les ha permitido trabajar. También se han desplazado hasta el muelle fenés la presidente de Portos de Galicia, Susana Lenguas, y el subdirector del Servizo de Gardacostas de Galicia, Lino Sexto. El patrón mayor recordó que ya se había avisado hace tiempo de que había una rotura en el rompeolas, pero estaba pendiente de reparar.  

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Un tren de borrascas afectará a Galicia esta semana