Rosalía al mando del tablao en la mágica noche sevillana de los MTV

LA VOZ AGENCIAS

SOCIEDAD

Triunfa el talento femenino. La ausente Billie Eilish se llevó los premios a la nueva mejor artista y a la mejor canción, con «Bad Guy»

05 nov 2019 . Actualizado a las 00:32 h.

La de este domingo en los European Music Awards (EMAs) ha sido otra noche de triunfo inusitado para la música española en los fueros de MTV gracias a Rosalía, no solo por hacerse con un nuevo galardón de la cadena, sino por grabar a fuego otra actuación icónica en una gala global rendida al talento femenino.

«Este premio es para mis hermanos El Guincho y J Balvin; estoy muy agradecida y me siento muy afortunada por poder hacer música con la gente a la que considero familia», ha señalado al recoger su trofeo a mejor colaboración por «Con altura» junto al productor canario y en ausencia de su «partenaire» colombiano.

Ha sido unos meses después de hacer historia en los Video Music Award (VMA) de MTV al otro lado del Atlántico, cuando consiguió la mejor coreografía y el mejor vídeo latino por este mismo tema, solo que este domingo la catalana jugaba en casa en el Palacio de Exposiciones y Congresos FIBES de Sevilla.

Aquí los EMAs 2019 han sido en general una exaltación del talento musical femenino, no solo por su preeminencia en las actuaciones, sino también por el resultado de las votaciones de los seguidores de la cadena, que les han concedido a ellas los premios más golosos.

Además de para Rosalía, ha sido una velada propicia para el carácter camaleónico de Halsey (mejor artista pop y mejor look), para Nicki Minaj (artista hip hop), FKA Twiggs (estilo alternativo) y Ava Max (mejor «push» o apuesta por un artista emergente de MTV).

También para Lola Índigo (mejor artista española), para los aires rompedores de Billie Eilish (mejor canción por «bad guy» y artista revelación) y, cómo no, para Taylor Swift.

Su retorno al pop colorido le ha deparado los galardones a mejor artista estadounidense y, sobre todo, el de mejor vídeo por «Me!», junto a Brendon Urie, una sorpresa, pues luchaba frente a producciones fuertes como los citados «bad guy» y «Con altura» o «thank you, next», de Ariana Grande.

Ante decisiones condicionadas por la capacidad de movilización de los «fanbase» y no por el juicio crítico de un jurado profesional, esta diva del r&b ha sido la gran perdedora al no materializar ninguna de sus siete nominaciones.