Las razones de la ruptura entre Mario Casas y Blanca Suárez

La pareja llevaba casi dos años de relación y se han separado hace poco


Redacción / La Voz

Se les rompió el amor a Mario Casas y Blanca Suárez, y todo indica que por lo contrario a lo que narra la famosa canción. El actor de 33 años y la actriz de 31 llevaban casi dos años juntos y muy enamorados, pero desde hace unas semanas ya estarían haciendo vidas separadas según adelantaba el programa Corazón de TVE, que presenta Anne Igartiburu. Todo indica que entre la pareja queda el cariño y una buena relación de amistad, que ya tenían con anterioridad, pero que sus compromisos profesionales y la distancia habrían hecho imposible en este momento seguir adelante con esta relación. En las útlimas semanas han bajado las interacciones entre ellos en las redes sociales, mientras siguen con sus respectivos trabajos. 

View this post on Instagram

Strictly business baby!!!

A post shared by Mario Casas (@mario_houses) on

Hace unos días Mario Casas colgaba varias fotografías desde México, alguna de ellas junto a su hermana Sheila. 

Por su parte Blanca Suárez publicaba hace una semana una foto de su 31 cumpleaños muy enigmática. «Gracias por el amor, los 31 no podrán ser más que preciosos», escribía. 

En marzo del 2018 la revista Corazón TVE ya publicaba que la pareja había sido pillada junta. Los dos actores se conocieron en El barco, la serie de la que eran protagonistas, y sus personajes tenían una tormentosa relación. En el 2017 volvieron a coincidir en el rodaje de la película El bar, de Álex de la Iglesia. 

View this post on Instagram

t i m e P A S S E S @mario_houses

A post shared by Blanca Suárez (@blanca_suarez) on

Blanca Suárez había roto recientemente con el actor Joel Bosqued, mientras que una de las últimas relaciones de Mario Casas fue con la actriz Berta Vázquez. 

Mario Casas: «Soy puro instinto de supervivencia»

VIRGINIA MADRID

Está imparable y su carrera crece a un ritmo vertiginoso. Su trabajo en «El fotógrafo de Mauthausen» le ha generado muy buenas críticas. «Es el personaje más difícil que he hecho hasta ahora, me he tatuado el número 5185 del preso Francesc Boix que interpreto. Es un papel que me ha dejado huella»

Mario Casas (A Coruña, 1986) acude puntual a nuestra cita. Parece serio y un tanto tímido, pero ya en la segunda pregunta el gallego rompe esa barrera de seguridad tras la que todo actor de éxito se parapeta y se muestra cercano, coloquial y simpático. «Llevo desde las siete de la mañana rodando y estoy un poco cansado», confiesa. Instinto es su nuevo trabajo y lo que supondrá su vuelta a la televisión. «Interpreto a un tipo oscuro y ambiguo, con muchos secretos y con una gran carga erótica. Estoy muy contento con este interesante proyecto». Se siente un privilegiado y asegura: «Poder trabajar en lo que te gusta y te divierte es un lujo, pero cuando te dan la oportunidad de interpretar a un héroe y superviviente del campo de concentración de Mauthausen, como Francesc Boix, es un regalo increíble». Con decisión y paso firme. Así ha ido labrando su carrera Mario Casas: «No me arrepiento de nada, porque ese ha sido mi camino y hasta llegar al punto donde me encuentro hoy, ha sido necesario todo lo de atrás para crecer, coger experiencia y tener soltura frente a la cámara». Atrás quedaron los papeles de ídolo juvenil con los que conoció el éxito como con El barco o a Tres metros sobre el cielo, «ahora quiero seguir aprendiendo, quiero crecer y abordar papeles más comprometidos». Feliz junto a la también actriz Blanca Suárez, reconoce: «Soy menos inconsciente, me estoy haciendo mayor y los años me están dando responsabilidad y madurez».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las razones de la ruptura entre Mario Casas y Blanca Suárez