Jalis de la Serna: «En España el agua no se cuida»

Regresa a La Sexta con nuevas entregas del programa «Enviado especial» y considera que «los políticos deben tomar ejemplo de lo que se va a ver»


Madrid / Colpisa

Con soluciones a problemas que afectan a España, o que afectarán en los próximos años, aterriza este miércoles por la noche (22:30 horas) en La Sexta la tercera temporada de Enviado especial. Y como es habitual, el reportero Jalis de la Serna (Madrid, 45 años) se pone al frente del formato, que da respuestas a «los retos de un país» en sus ocho nuevas entregas.

-Ha viajado por todo el mundo, pero esta temporada todos los programas tienen a España como denominador común.

-Todos los reportajes tratan sobre España. Hemos hecho una serie de programas en los que tocamos temas muy concretos que ya están afectando o lo van a hacer en los próximos años. Dedicamos la temporada a los retos de un país. Tocamos temas como el acceso a la vivienda, la sostenibilidad de las pensiones, la despoblación de las zonas rurales. Creemos que son contenidos que se pueden relacionar con la política. En menos de tres semanas va a haber elecciones, y nos gustaría que aquellas personas que quieran representarnos vean Enviado especial para que vean cómo algunos problemas que tiene España ya se están trabajando en otras partes del mundo.

-La temporada comienza en Australia.

-Parece un reportaje en Australia, pero no es así. Nosotros tenemos muy asumido que si abrimos un grifo, sale agua, pero esto puede dejar de ocurrir. En España, el agua no se cuida de ninguna manera y nadie hace nada para evitar que se siga tirando, mientras que en Australia hemos visto cómo una vivienda particular, con una serie de elementos, puede ahorrar un 90 % con respecto a una casa normal. Si todos nos educamos como sociedad, podemos empezar a conseguir grandes resultados, pero hay que empezar a ocuparse ya. Cada vez hay menos agua en los pantanos y no estamos haciendo absolutamente nada.

-¿Ve factible que se lleven a cabo aquí esas medidas que aplican otros países?

-Bastante factible. En algunos casos se podrían replicar las medidas, y en otros, plantear alternativas. Son medidas que requieren de voluntad política, pero hemos visto que no hace falta irse a la otra parte del mundo. Aquí mismo, en Europa, en Austria, a 1.500 kilómetros de España, hay políticas activas que permiten que la sociedad tenga un fácil acceso a la vivienda y a un precio asequible. Y en Dinamarca hemos visto cómo plantean alternativas para tener un sistema de pensiones que sea completamente viable y sostenible de cara a los próximos años. Creo que los políticos deben tomar ejemplo de lo que se va a ver en Enviado especial.

-¿Cómo eligen los temas?

-Apostamos por la novedad, pero también queremos sorprender a la gente a través del planteamiento. Lo que hacemos es plantear temas que creemos que pueden tener el máximo interés para el espectador. Hacemos temporadas de ocho entregas de lo que consideramos que va a ser más interesante o novedoso dentro de lo que nos es posible hacer.

-¿Y si otro programa hace un reportaje sobre ello?

-Intentamos no coincidir, aunque tampoco tenemos conocimientos de lo que hacen otros compañeros. Nosotros buscamos siempre que nuestros planteamientos sean diferentes para que, además de informar impecablemente, resulte interesante. Y si se coincide, pues tampoco pensamos que nadie tenga la patente de los temas...

-«Enviado especial» debutó en el 2016 con el caso de Pablo Ibar. ¿Ha seguido pendiente de ello?

-¡Claro! Es un tema que he seguido porque fui uno de los periodistas españoles que entrevistó a Pablo Ibar en el corredor de la muerte. Por supuesto que he seguido con interés el tema y con ánimo porque tuviera un juicio justo. Creo que todo lo que sea no estar condenado a pena de muerte ya es un paso adelante, y ahora tiene una nueva oportunidad para plantear un nuevo recurso y que sea juzgado una vez más. Ojalá se quede con la sensación de haber tenido un juicio lo más justo posible.

«Hay que vivir con las audiencias»

-El programa siempre ha superado la barrera del millón de espectadores. ¿Le quitan el sueño las audiencias?

-Las audiencias son siempre algo importante en televisión. Hay que pensar que trabajamos en una cadena generalista que aspira a llegar al mayor número posible de espectadores, y nosotros estamos plenamente convencidos de que ponemos siempre el máximo interés para hacer un trabajo de calidad periodística en prime time. Las audiencias son algo con lo que hay que vivir en televisión.

-¿Con qué reportaje se ha quedado más satisfecho?

-La cosa es que llevo 20 años haciendo reportajes, y ya son muchos. Diría que en Encarcelados o en En tierra hostil hicimos programas muy llamativos en el Congo, Corea del Norte, y en Enviado especial también hemos hecho reportajes con los que nos hemos quedado muy satisfechos, como el que hicimos del cambio climático en el Polo Norte, el de impresiones 3D, u otros relacionados con la ciencia, como el que me secuencié el ADN.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Jalis de la Serna: «En España el agua no se cuida»