HBO sube un euro su cuota y reduce a dos semanas el período de prueba

Rakuten TV lanza un servicio de contenido gratuito sostenido con publicidad

Fotograma del documental «Matchday-Inside FC  Barcelona»
Fotograma del documental «Matchday-Inside FC Barcelona»

redacción / la voz

HBO España comunicó ayer a sus suscriptores un aumento en la cuota de suscripción mensual, que pasará de 7,99 euros al mes a 8,99 euros, una subida que será aplicable en la primera factura que tenga lugar a partir del 21 de noviembre. «La razón principal por la que subimos los precios es que estamos ampliando la producción de series de calidad para poder traer al servicio aún más producciones americanas de HBO como Watchmen o Chernobyl, así como ampliar nuestro catálogo en los próximos meses con series producidas localmente por HBO, como El pionero o Beforeigners», justifica en el correo dirigido a su suscriptores. 

Además, la plataforma ha reducido a la mitad el período de prueba que ofrece a los nuevos clientes para que conozcan el servicio, y que pasa a ser de dos semanas frente al mes completo que ofrecía desde su llegada a España.

HBO sigue así la estela de Netflix, que el pasado mes de junio subió el precio de las tarifas estándar y premium en un euro y dos euros respectivamente, por lo que estas pasaron a costar 11,99 y 15,99 euros. Esta plataforma ya suprimió el mes de prueba que ofrecía al principio.

El mundo del streaming está en plena evolución y cada servicio busca nuevas manera de hacerse un hueco en un mercado cada vez más saturado. En este sentido, una estrategia diferente es la puesta en marcha por el servicio de cine y series de origen español Rakuten TV, que anunció hace unos días en el festival MIPCOM de Cannes (Francia) que lanzará un nuevo servicio de vídeo bajo demanda de carácter gratuito y con publicidad al que se podrá acceder sin necesidad de registrarse. En una conferencia celebrada dentro de este certamen, el consejero delegado y fundador de Rakuten TV, Jacinto Roca, habló sobre la evolución de los servicios de vídeo bajo demanda sostenidos con publicidad. «Ahora la gente que venga a Rakuten TV tendrá o el videoclub o contenido gratuito con publicidad», explicó Roca a Europa Press.

 

De este modo, el servicio contará con una sección «gratis» que incluirá inicialmente cine de Hollywood y contenido nacional. El proyecto es expandir la oferta para incluir producciones exclusivas de Rakuten, series de televisión, series documentales, noticias y canales deportivos, además de emisiones lineales. «Tendremos mucho más contenido. Será todo gratuito con publicidad», subrayó Roca.

Uno de los primeros formatos será la nueva serie documental Matchday-Inside FC Barcelona, una aproximación a la vida del Barça (club del que es patrocinador) y de sus jugadores a lo largo de la pasada temporada y que tiene previsto su estreno para el mes de noviembre.

La serie consta de ocho episodios de 45 minutos de duración y que se corresponden con otros tantos partidos disputados por el equipo en la temporada 18/19. En él se reflejarán anécdotas e interioridades del club catalán y escenas exclusivas e inéditas de los vestuarios y la vida privada de los jugadores. Además, tendrá como narrador al actor John Malkovich.

Rakuten TV, antiguamente Wuaki TV, está presente en 42 país europeos y espera para este año un crecimiento del 50 %. Con el apoyo financiero de la matriz japonesa del mismo nombre, esperan que su expansión por Europa y sus acuerdos con fabricantes permitan duplicar el número de usuarios hasta 16 millones para finales del año próximo. En un principio, la app llegará en versión beta a televisores inteligentes de tres fabricantes y progresivamente al resto de plataformas y versiones móvil y de escritorio.

«Somos el cine en casa. No competimos con Netflix, somos complementarios», afirma Roca. Para las suscripciones mensuales sus condiciones actuales incluyen primer mes gratuito y cuotas 6,99 euros al mes, aunque ofrece la opción de videoclub para alquilar títulos de forma puntual.

La guerra del «streaming» que explotará este otoño

beatriz pallas

Apple TV+ llega el 1 de noviembre y Disney+ debuta en EE.UU. diez días más tarde. Movistar y Atresmedia se alían en España

Los servicios de televisión a la carta proliferan y se multiplican hasta extremos que resultan abrumadores para el usuario y se ha desatado una guerra de precios y servicios entre canales y plataformas que han convertido el contenido en difícil de abarcar. La guerra del streaming explotará este otoño con el establecimiento de nuevas alianzas y el lanzamiento de nuevos servicios que traerán una lucha de precios, fragmentación de la oferta y diversidad de estrategias para captar suscriptores.

 

Contenido en español

Telefónica y Atresmedia se alían. El movimiento más reciente en el terreno del vídeo bajo demanda es la alianza de Atresmedia y Telefónica para competir con plataformas como HBO y Netflix. Este viernes ambas sellaron un acuerdo para crear series y películas en español mediante una empresa que estará participada al 50 %. Con ella esperan hacer frente a los grandes servicios internacionales que se han implantado en España y que ya acaparan una gran cuota del mercado. Los contenidos propios generados serán distribuidos tanto por sus propios canales y servicios como distribuidos a terceros. Telefónica, propietaria de Movistar+, ya compite en el mercado del streaming con Movistar Lite, una plataforma de streaming que lanzó en junio con entretenimiento, ficción, deporte y 8 canales en directo por 8 euros al mes para todos, sean o no clientes de la compañía de telecomunicaciones. Atresmedia, por su parte, impulsa la oferta para abonados con Atresplayer Premium, donde, por 2,99 euros mensuales, se pueden ver con antelación estrenos de programas y series en exclusiva y contenidos a la carta sin publicidad.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

HBO sube un euro su cuota y reduce a dos semanas el período de prueba