Primeras fotos de Rafa Nadal y Mery Perelló tras casarse

Martín Bastos

SOCIEDAD

En las imágenes, sacadas desde mucha distancia, se puede vera la pareja muy cariñosa

20 oct 2019 . Actualizado a las 17:22 h.

Rafa Nadal y Mery Perelló se convirtieron ayer sábado en marido y mujer en una boda absolutamente blindada, de la que apenas trascendieron algunas imágenes de los invitados. Ni una sola de los novios que, acostumbrados a años de discreción en su vida privada, hicieron lo mismo el día que pasaron por el altar. Para ello eligieron una finca prácticamente inexpugnable y con un acceso casi imposible, con unas impresionantes vistas donde disfrutaron con familiares y amigos de uno de los días más felices de su vida. El lugar elegido fue la finca Sa Fortalesa, una construcción situada en punta Avançada, una pequeña península sobre la bahía de Pollensa (al norte de la isla), inaccesible sin permiso. El tenista compartió una fotografía del paisaje que se veía desde ella hace unos días. 

Los fotógrafos que seguían con expectación todo lo que rodeaba el enlace solo lograron captar a algunos de los invitados, como por ejemplo el rey Juan Carlos que entró y salió de la finca en el asiento de copiloto saludando. En la parte de atrás del coche viajaba la reina Sofía, ya que los reyes eméritos acudieron juntos al enlace del tenista, que mantiene una estrecha relación con los monarcas. 

LLITERES | EFE

Y solo se pudo ver la salida del hotel de algunos compañeros de profesión de Rafa Nadal, como Feliciano López y su mujer Sandra Gago, David Ferrer y Marta Tornel, y Juan Mónaco y Diana Arnopoulos. 

Aún así, se han logrado captar algunas imágenes de los novios, ya convertidos en marido y mujer. Se trata de las primeras fotografías de la pareja tras casarse, en una ceremonia que ofició el sacerdote Tomeu Catalá, fundador de Proyecto Hombre en Baleares y que tuvo que pedir permiso al obispado para celebrar la boda en la finca. 

La petición de los novios a los invitados

Los novios pidieron a sus invitados que no lleven sus teléfonos móviles y todos los trabajadores han firmado un contrato de confidencialidad. «Os recordamos que nos gustaría que disfrutarais de nuestra boda y que fuera en la más estricta intimidad. Cuando lleguéis encontraréis un casillero para que podéis dejar los móviles. Muchas gracias: Maria Francisca y Rafael», era el mensaje que los novios han dejado para sus invitados en los minibuses. 

Así son los dos vestidos que lució Mery Perelló

Diseñado por Rosa Clará. De los pocos detalles que trascendieron durante la jornada está el boceto del vestido que llevó Mery Perelló, diseñado por Rosa Clará. «Mery Perelló ha lucido un elegante y sofisticado diseño de alta costura firmado por Rosa Clará, de líneas puras y delicadas. El cuerpo, de escote caja y manga larga, está realizado en encaje francés, inspirado en el movimiento artístico art déco, compuesto por motivos gráficos y florales. Está bordado a mano, de manera meticulosa con micropedrería incrustada en el dibujo. La falda, de línea evasé, confeccionada en crepé de seda natural, incorpora una ligera sobrecola extraíble. La novia ha completado su look nupcial con un sutil velo de tul en seda natural», explicaban en las redes sociales. La diseñadora no solo ha sido la elegida para vestir a la novia, también confiaron en la misma firma Ana María Parera, madre de Rafa Nadal; María Pascual, madre de Mery Perelló, y Maribel Nadal, hermana del novio.

«Me siento muy afortunada de haber conocido a Mery y diseñar el vestido de novia que ella siempre soñó. Formar parte de este momento me emociona y me produce cierto vértigo, es una gran responsabilidad en una boda de tanta repercusión internacional. La conexión con Mery fue inmediata, así como con su madre y con la madre y hermana de Rafa, es una familia extraordinaria y ha sido muy fácil colaborar con ellas», ha declarado Rosa Clará.

Este domingo, según revela la revista ¡Hola!, se conoce un poco más cómo era el segundo, que se supone que se puso para la fiesta y el baile. «Elaborado con chantilly francés y repleto de motivos florales bordados a mano con micropedrería transparente que crea el efecto de múltiples ondas, es una apuesta romántica, elegante y etérea», explican desde la firma.