Y el miércoles otra potente borrasca

La Aemet mantiene avisos este lunes por lluvias intensas en el interior de la comunidad


Las previsiones meteorológicas no fallaron. Galicia vivió ayer el primer episodio de lluvias intensas del otoño. Los registros fueron elevados, especialmente en la mitad oeste, donde se recogieron más de setenta litros por metro cuadrado, como sucedió en Vimianzo. Las precipitaciones incluso provocaron inundaciones, como ocurrió en Ferrol. El viento sopló también con fuerza, alcanzando rachas por encima de los cien kilómetros por hora.

Hoy será otro día pasado por agua. Un segundo frente atraviesa la comunidad. Las precipitaciones más intensas se concentrarán durante la primera mitad de la jornada. La Agencia Estatal de Meteorología ha activado avisos amarillos en el sur y la montaña de Lugo y en las zonas altas de Ourense. Se podrían recoger cuarenta litros por metro cuadrado. Además, este lunes el viento del suroeste soplará con algo más de fuerza, especialmente en la costa norte.

En cuanto a las temperaturas, se mantiene el descenso progresivo, tanto de las máximas y las mínimas. En muchas localidades del interior el termómetro como mucho subirá hasta los quince grados.

Mañana se espera una transición meteorológica aunque seguirá imponiéndose la inestabilidad, sobre todo en las provincias atlánticas. Habrá chaparrones, viento intensos de componente oeste. En Lugo y Ourense habrá nubes y claros.

El miércoles las borrascas vuelven a la carga. Un profundo y extenso sistema de bajas presiones se va a situar en el Atlántico norte, justo al oeste de Irlanda. El frente activo que va de la mano tocará tierra a primeras horas de la mañana en Galicia e irá avanzado hacia el este. Tanto el modelo americano como el europeo de predicción coinciden a la hora de señalar que la precipitación caerá con bastante intensidad en la costa de A Coruña y Pontevedra. Habrá que esperar para saber si será necesario activar nuevos avisos por acumulaciones de agua. Además, a diferencia de la situación de ayer, el miércoles la lluvia vendrá acompañada de vientos fuertes de componente sur.

Corredor del norte

A partir del jueves vuelve a entrar en escena el anticiclón de las Azores. Pero en esta ocasión la configuración no se traducirá en tiempo seco y cálido, sino en húmedo y gélido. La influencia del sistema de altas presiones abarcará el Atlántico, mientras que la borrasca que dejará las lluvias el miércoles se va a situar sobre el continente. Entre ambos van a generar un corredor que conectará Islandia con Galicia. La temperatura del aire todavía no es tan baja como podría estarlo en invierno pero sí lo suficiente para provocar otro descenso térmico importante, incluso anomalías negativas (valores por debajo de la media). La progresiva pérdida de radiación en el hemisferio norte avanza inexorablemente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Y el miércoles otra potente borrasca