El príncipe Harry denuncia al «Sun» y al «Mirror» por pinchar sus teléfonos

La Voz / Agencias

SOCIEDAD

FACUNDO ARRIZABALAGA

Ha presentado una demanda acusando a estos tabloides británicos de recurrir a técnicas ilegales para acceder a mensajes de su buzón de voz

05 oct 2019 . Actualizado a las 00:50 h.

El príncipe Harry prometía guerra contra la prensa amarilla. Y la batalla legal parece que ya ha comenzado y que va a ser dura. El duque de Sussex ha presentado una demanda contra dos tabloides británicos, The Sun y el Daily Mirror, por acceder supuestamente a mensajes telefónicos privados, según informó este viernes el Palacio de Buckingham y apunta la agencia Efe.

Un portavoz oficial indicó que se ha presentado ante el Tribunal Superior una demanda en nombre del príncipe, cuyos abogados alegan que esos medios de comunicación recurrieron a técnicas «ilegales» para «interceptar» mensajes dejados en el buzón de voz de teléfonos móviles.

El nieto de la reina Isabel II de Inglaterra ya denunció hace dos días la «campaña implacable» que ha emprendido un sector de la prensa británica contra su mujer, Meghan Markle, y confirmó que esta ha demandado a The Mail on Sunday por la publicación de una carta privada enviada a su padre.

El bufete de abogados Schillings, en representación de Meghan Markle, ha acusado a ese tabloide dominical de llevar a cabo una campaña de desprestigio contra la duquesa de Sussex llena de mentiras e historias humillantes.

El príncipe explicó la decisión adoptada por Meghan con una dura carta dirigida a los medios, en la que aludió a la muerte de su madre, Diana, princesa de Gales, en un accidente de tráfico en París en 1997 y resaltó que ahora puede ver que su mujer es víctima de «las mismas fuerzas poderosas» de la prensa. Harry admitió que sentía el «más profundo temor de que la historia vuelva a repetirse».

Aunque desde el Palacio de Buckingham no han ofrecido más detalles sobre las acciones legales planteadas por el príncipe Harry, el canal británico BBC señaló que la demanda del duque podría estar relacionada con un escándalo de «pinchazos» a teléfonos móviles que se remonta hasta principios del 2000. De hecho, este medio de comunicación recordó que otras celebridades han demandado a los grupos de los dos tabloides señalados por el duque de Sussex.