La emotiva despedida de María Castro a su abuela Josefa

La actriz gallega le dedicó unas tiernas palabras, tras fallecer a los 98 años


Redacción / La Voz

«Ay abueliña... ahora sí... Hasta siempre... Niego el adiós, porque sé que vivirás dentro de mi corazón por siempre...», así comenzaba la actriz viguesa María Castro la tierna despedia a su abuela Josefa, que falleció a los 98 años. «Debes saber que Maia está emocionada, porque ya le hemos dicho que la “abuela mayor” se ha convertido en una estrella... y aunque no podrá disfrutar de tus “colitos” siempre que quiera... podremos hablarte y contemplarte, cada vez que anochezca», explica María Castro sobre cómo le contó a su hija la muerte de su bisabuela. «Ya me encargaré yo de elegir la Estrella que más brille en todo el firmamento», añadía. 

«Han sido 98 de amor, entrega a los tuyos y escucha ... mucha escucha... eras una mujer de pocas palabras, Josefiña... siempre muy acertadas y sabias.... siempre con la retranca que nos y te caracteriza... Hoy te llevo un ramo de rosas, sintiéndome por una parte plena, por haber podido entregarte hace un año el ramo con el que me vestí de blanco... por haberte disfrutado y amado durante los 38 años de mi vida... por haberte bailado, cantando y payaseado cada vez que entre risas me lo pedías... y habiendo podido presentarte y disfrutar a tu lado, de la familia que Jose y yo hemos creado», aseguraba. 

Aunque intenta mostrar su gratitud por los momentos vividos, no puede evitar sentirse «abatida». «Que tendrán estos “finales” que tanto nos cuesta asumir... al menos a mí... Así que hoy no quiero pensar en el final... no!...hoy quiero pensar en el transcurso de una vida llena de amor... el que te hemos ofrecido con entrega, y el que nos has regalado con generosidad. Hoy quiero pensar en esa estrella que ya me encargaré yo de que no deje de escintilar y quiero pensar en ese parte de mi corazón, que hace mucho años lleva ya tu nombre», explicaba. «Te quise, te quiero y te querré por siempre, abueliña. Prometo tenerte al tanto de todo. Dale un besito al abuelo.Tu nieta, “la artista”», se despedía. 

View this post on Instagram

Ay abueliña... ahora sí... HASTA SIEMPRE... Niego el Adiós, porque sé que vivirás dentro de mi corazón por siempre... Debes saber que Maia está emocionada, porque ya le hemos dicho que la “abuela mayor” se ha convertido en una estrella... y aunq no podrá disfrutar de tus “colitos” siempre que quiera...podremos hablarte y contemplarte, cada vez que anochezca. Ya me encargaré yo de elegir la Estrella que más brille en todo el firmamento. Han sido 98 de amor, entrega a los tuyos y escucha ... mucha escucha... eras una mujer de pocas palabras, Josefiña... siempre muy acertadas y sabias.... siempre con la retranca que nos y te caracteriza... Hoy te llevo un ramo de rosas... sintiéndome por una parte plena, por haber podido entregarte hace un año el ramo con el que me vestí de blanco... por haberte disfrutado y amado durante los 38 años de mi vida... por haberte bailado, cantando y payaseado cada vez que entre risas me lo pedías... y habiendo podido presentarte y disfrutar a tu lado, de la familia que Jose y yo hemos creado. Pero por otra parte, abueliña, me siento abatida... que tendrán estos “finales” que tanto nos cuesta asumir... al menos a mí... Así que hoy no quiero pensar en el final... no!...hoy quiero pensar en el transcurso de una vida llena de amor... el que te hemos ofrecido con entrega, y el que nos has regalado con generosidad... hoy quiero pensar en esa Estrella que ya me encargaré yo de que no deje de escintilar... y quiero pensar en ese parte de mi corazón, que hace mucho años lleva ya tu nombre. Te quise, te quiero y te querré por siempre, abueliña. Prometo tenerte al tanto de todo. Dale un besito al abuelo. Tu nieta, “la artista”.

A post shared by Maria Castro (@maria_castro_jato) on

María Castro estaba muy unida a su abuela Josefa, de la que colgó en ocasiones varias imágenes en su cuenta de Instagram mostrándole su cariño. Una de las últimas ocasiones en las que tuvo ocasión de homenajearla fue hace unos meses, cuando fue pregonera de las fiestas de Coia, en Vigo. «Hoy soy pregonera de tu tierra, doña Josefa! De nuestra tierra! De la terriña! De la mejor de todas! Parte de mi guión va para ti, por ti... por tu sabiduría, por tus enseñanzas, por tu retranca... que aún ahora, con casi casi 98 años, me sigue sorprendiendo!», afirmaba. 

El pasado mes de abril le enviaba fuerza a través de una foto. 

Cada vez que volvia a Vigo se reencontraba con ella. 

«A veces no sabes quién soy, pero Maia siempre recordará quien eras tú: “la abuelita mayor”», escribía hace meses. 

«Cuando tu abuela te da la receta secreta de su empanada, y tú ni pestañeas,para no perder detalle!», recordaba. 

«Siempre digo: 'Yo puedo, que me frene la vida'»

Ana Abelenda

Es la gallega ideal para irse de cañas, según una encuesta. Apasionada y muy familiar, María Castro está en gira, cree que «Amar es para siempre» y acaba de lanzar una colección de joyas. «Mi pedida en 'El hormiguero' yo la viví de forma íntima, en ese momento desapareció España», asegura

Ve pillando sitio en la barra. Porque ella es, con Roberto Vilar, la gallega favorita para irse de cañas, concluye una encuesta realizada por Cerveceros de España. María Castro (Vigo, 1981) ganó durante 12 años músculo como gimnasta. Llegó incluso a ser subcampeona de España, pero siempre soñó ser actriz. «Cuando me retiré de la rítmica, me lancé a ver si ese sueño que yo tenía de niña podía hacerse realidad», revela. «No soy de las que se quedan en el sofá. El camino se hace andando y hay que pelear. Yo siempre adelante y con alegría, con buena cara», afirma quien habla rápido pero sin atropellarse al contar. Esta primavera ha arrancado la gira de teatro Juntos, ha vuelto a la pantalla con Amar es para siempre y lanza una colección de joyas muy personal, Pecas Joyas, en la que hace los diseños. Su familia es su joya, y en ella predominan las mujeres. El puntal es su abuela Josefa, de 97 años. «Lo primero que hago al volver de Madrid y bajar del avión es ir a verla», cuenta María. «Lo más importante para mí es mi familia. Somos un pack, estamos súper súper súper unidos. Así nos lo enseñó mi abuela, luego mi madre de rebote y así se lo quiero yo enseñar también a Maia, mi hija. La familia, lo primero», afirma quien hace años que tiene una frase talismán para la vida real. «Podemos con todo, esa es la frase que yo uso siempre con mi madre». Optimista integral.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

La emotiva despedida de María Castro a su abuela Josefa