Boticaria García: «Galletas industriales no hay ninguna buena»

La experta en nutrición revela en su último libro los secretos para comprar sano en el supermercado


Redacción / La Voz

Se llama Marián pero todo el mundo la conoce por su nombre de guerra en Internet: Boticaria García. Farmacéutica de profesión hace años que aparcó la bata blanca para dedicarse de lleno a la divulgación sanitaria. Eso sí, con mucho humor. Comenzó con un blog y a través de las redes sociales (es especialmente activa en Instagram), y también colabora en programas de radio y televisión como Zapeando en La Sexta. Da consejos, derriba mitos en forma de canción y en su último libro sostiene que El jamón york no existe. Ella es más de Portugal y de pollo lento.

-¿Qué le llevó a abrir un blog?

-Trabajaba en una farmacia de Cuenca, un pueblo de 500 habitantes y me di cuenta de dos cosas. Primero, que la gente llegaba a la farmacia con su diagnóstico hecho porque buscaba en el doctor Google. Y que cuando salía también buscaba cualquier consejo que yo le hubiera podido dar, para ver qué decía Google al respecto. Es decir, el paciente estaba buscando información en Internet. Además yo trabajaba en un pueblo muy pequeño y mi consejo solo podía llegar como máximo a 500 personas. Y pensé: 'Si el paciente está en Google por qué el farmacéutico no va a Google también'. Siempre hemos ido a dar charlas a colegios, asociaciones… Decidí abrir un blog que ahora mismo tiene dos millones de visitas al mes y es muy satisfactorio. Porque desde un sitio muy pequeñito Internet nos da la posibilidad de llegar a tantísima gente. Desde el año 2013 ya no estoy en esta farmacia pero me gusta recordar que desde pueblos remotos de Cuenca se puede llegar a todo el mundo gracias a Internet y las redes sociales. 

-¿Ahora se va la farmacia con el diagnóstico hecho?

-Tú llegas y dices, quiero este medicamento, porque has entrado en un foro o en un blog en el que a alguien le fue bien ese medicamento. La gente llegaba buscando un medicamento concreto saltándose todos los protocolos racionales. 

-¿Cuáles son las consultas más populares en su blog?

-Sobre antiinflamatorios y temas relacionados con el embarazo y los bebés. Los primeros son los medicamentos más comunes, y siempre hay alguien buscando cuál es la dosis o si se puede alternar un paracetamol con ibuprofeno. Con el tema del embarazo siempre hay muchas dudas de si se puede comer determinado alimento, porque es una etapa de la vida en la que se generan muchas preguntas que nadie te resuelve. Cuando eres padre siguen las dudas y siguen las búsquedas. 

View this post on Instagram

¿Ibuprofeno de 600 o 400? Me he propuesto tocar este tema en todos los medios donde me dejen. La semana pasada fue en RNE y ayer en Zapeando. Insistimos: Las farmacias están obligadas a solicitar la receta para el ibuprofeno de 600 mg (siempre lo han estado, aunque muchas veces se haya hecho la “vista gorda”). Por tanto, dos cositas: ☝🏼 Si crees que necesitas ibuprofeno de 600 mg debes acudir al médico para que lo valore. ✌🏼 Si lo que tienes es dolor de cabeza y otras dolencias “de andar por casa”, el ibuprofeno de 400 mg que puede prescribirse sin receta es suficiente. Por último, para los listillos: los comprimidos de ibuprofeno son recubiertos y no deben partirse nunca. Lo contamos todo ayer en @zapeando y me sometí al tercer grado de los zapeanders, que tenían muchas, muchas dudas al respecto. Os dejo el vídeo!

A post shared by Boticaria García (@boticariagarcia) on

View this post on Instagram

NOTA IMPORTANTE: A raíz del post anterior han surgido comentarios -muy lógicos- sobre el precio del ibuprofeno de 400 mg sin receta. _____ Mientras el envase de 600 mg con 40 comprimidos cuesta 1,97€, el envase de ibuprofeno de 400 mg con 20 comprimidos cuesta unos 4-5€. _______ La queja es lógica pero parece que en la administración ya se están poniendo las pilas y gracias a la investigación de la farmacéutica más audaz (y ganadora de quesos de tómbola), o sea, mi amiga @susitravel , os cuento que: ______ A pesar de que en este envase de ibuprofeno de 400 mg aparece un circulito arriba a la derecha, en en el Centro de Información del Medicamento (CIMA) de @sanidadgob aparece como SIN RECETA. Deslizad para ver. Este envase cuesta 2,06€. ________ La información es correcta y ha sido confirmada vía email con la AEMPS de @sanidadgob , quien han ratificado en dicho mail que esta presentación en concreto puede dispensarse SIN RECETA. ______ Por tanto, el precio no es excusa. Se puede adquirir ibuprofeno de 400mg a un precio razonable, 2€. ______ De momento @susitravel no ha encontrado ninguna otra presentación en CIMA que reúna estas características pero no sería extraño que hubiera cambios en los envases y que próximamente otros genéricos se sumen a esta modalidad. _______ GRACIAS @susitravel por el currazo que te has pegado y por compartirlo conmigo para darle difusión generosamente. ¡Eres grande! 🤩❤️💊

A post shared by Boticaria García (@boticariagarcia) on

-De ahí surgió la publicación de uno de sus libros: «El moco radiactivo».

-Sí. Es que la información en Internet tiene un problema. Lo que es riguroso suele ser poco entendible para el publico general y lo que es entendible por el público general, no suele ser riguroso. Por eso en ese libro se responde a las preguntas que más se hacen los padres, un texto ameno pero con rigor cientíco. Eso es algo que falta porque las instituciones usan un lenguaje demasiado académico en ocasiones, y sí que hay algunas sociedades científicas que tienen páginas para pacientes, pero igual no son suficientes o simplemente no son fáciles de encontrar en Google. En Google no vale con estar, es que tienes que aparecer en las primeras posiciones.

-Hace un tiempo se hizo eco de una polémica sobre los menús de varios colegios en Galicia, en la que padres se quejaban de que eran casi veganos.  

-Los menús no eran veganos ni estaban cerca de serlos. Además afortunadamente puede que haya más fruta y verdura que en otros. Tenemos una falsa concepción de que la carne, como es más cara es mejor.  Y no, las legumbres tienen proteína que es más saludable que un chuletón. Lo más sano, que nos vendría muy bien a todos, sería empezar a reducir el consumo de carne y en su lugar aumentar el de legumbres, porque las carnes que se recomiendan con las de pollo y pavo, y luego pescado y huevos. Pero las proteínas de origen vegetal están muy menospreciadas y es una lástima. Son mitos y clichés que ya deberían estar superados pero que de vez en cuando vuelven y hacen mucho ruido. Es una pena porque hace flaco favor a los que nos dedicamos a divulgar hábitos saludables. 

-En su primer libro, «El paciente impaciente», recoge las anédoctas más esperpénticas que vivió detrás de un mostrador de una farmacia. ¿Cuáles son las que más recuerda? 

-La que cuento siempre es la del supositorio. Llegó una chica y me dijo que se había comido un supositorio, le pregunté el motivo y me dijo que en la caja ponía vía rectal y lo más recto era por la boca, según había entendido ella. Después está el que me dijo que se había tomado la caja entera de supositorios y le dije que eso era imposible, se levantó la camisa y se los había pegado con esparadrapo en los riñones, porque era un supositorio antiinflamatorio y se lo había puesto donde le dolía, (no le hacían efecto claro). Y una señora que vino, me dejó una bolsa de plástico encima del mostrador, y me dijo: «Es que no sé si tengo ladillas me he recortado un poco vello púbico, en un rato vuelvo y ya tú lo analizas y me dices». Cosas de esas son frecuentes en una farmacia, más de nos que parece.

-Entonces, ¿el jamón de York no existe como dice en su último libro?

-Claro, la duda es si el jamón York no existe qué estoy metiendo en el bocadillo, ¿no? Pues estás metiendo o jamón cocido o fiambre, porque la palabra York no existe en la legislación, no es como jabugo, que cumple unos requisitos para ser de jabugo. El jamón de York no tiene que cumplir ningún requisito porque la palabra York no significa nada a efectos de ley, puedes decir magdalenas York. Lo que sí que está en la legislación es el fiambre, el de peor calidad, que tiene la mitad de carne y el resto es patata (con azúcar, sal y aditivos). Después tenemos el jamón cocido que tiene entre un 70 y un 80 % de jamón y no tiene fécula. Y por último el jamón cocido extra, que es el de mejor calidad porque tiene entre un 80 y un 90 %. Hay que buscar en la etiqueta jamón cocido extra, sin olvidar que la OMS califica el jamón cocido, aunque sea extra, como una carne procesada que es potencialmente carcinógena y cuyo consumo recomienda evitar. Por lo tanto hay que volver al pollo lento. Nos puede gustar mucho el jamón cocido extra, pero en el día a día no debemos tomarlo. Porque tomemos una loncha o un sandwich no pasa nada, pero no es recomendable. Aunque nos los digan en las dietas, aunque lo pongan en los hospitales, aunque te lo recomienden cuando tenemos gastroenteristis. No, el jamón de york no existe, y el que existe no es saludable.

View this post on Instagram

Por “petición del público” subo el vídeo de ayer. El momento “ohhhh” al pasar el dedo sobre el fiambre es muy guay. De paso insisto en tres conceptos que por los comentarios y mensajes no terminan de estar claros: _____ 1. El jamón cocido “al corte” no es garantía de calidad. Al corte también venden fiambre y chopped. Hay que preguntarle al charcutero qué % se chicha tiene lo que nos esta sirviendo. Menos del 80%, mejor no. _______ 2. El fiambre de pavo es tan poco recomendable como el fiambre de jamón. El pavo tiene un halo de santidad en su nombre por aquello de ser “bajo en grasas”. Pero si el fiambre tiene 50% de pavo y el resto es agua, almidón, sal, azúcar, potenciadores del sabor y otros aditivos del montón... mejor abstenerse. Sobre decir que a pesar de la creencia popular, ante una “diarrea”, este fiambre de pavo no es la mejor opción _________ 3. Las carnes ultraprocesadas en realidad deberían evitarse. Por eso recomendamos el #PolloLento . El #PolloLento es esa receta misteriosa y escondida de @cocinarebeca que solo encuentran aquellos avezados que se atreven a poner en Google “pollo lento boticaria”. Es pollo a baja temperatura. Una forma de comer 100% pollo con las especias que nos apetezca y que además es versátil para sustituir a los fiambres. Hay que cocinar. Sí. La vida a veces es dura y tiene estas cosas. _______ Por último, os dejo arriba en el perfil un post sobre el jamón cocido con todas estas cosas y muchas más, incluidos dos vídeos. Vamos, que si alguien por aquí no se entera de que el jamón de York no existe... es porque quiere 😜 Dudas y comentarios, bienvenidos.

A post shared by Boticaria García (@boticariagarcia) on

«El jamón de York no existe, y el que existe no es saludable»

-Si el jamón de York no existe, entonces el sandwich mixto es un invento diabólico...

-(Sonríe). En los quesos hay un poco de todo. Por ejemplo hay quesos rallados buenos y hay queso rallado que es un sucedáneo. Cuando vemos que en los envases no pone queso delante de «rallado, para gratinar, pizza» es que están compuestos por una emulsión de grasas vegetales, normalmente grasa de palma y algo de queso, pero en un porcentaje muy pequeñito. El queso de verdad lleva leche, cuajo y fermentos lácticos. Hay queso fundido en lonchas y envases que solo ponen lonchas. Son truquitos en los que hay que fijarse.

-Existe hoy más preocupación por lo que comemos.

-Muchísimo más, antes el pasillo bio era un lineal en el supermercado (si lo había) y ahora hay supermercados enteros de productos ecológicos o secciones enteras. Ya no solo la tendencia por lo bio, sino por alimentos con propiedades curativas. Porque ahora los alimentos son los nuevos medicamentos. Antes comías un yogurt y era un yogurt, ahora tiene que subirte las defensas, bajarte el colesterol, la tensión… Realmente los alimentos no curan, puede que haya alguno que puntualmente pueda bajar el colesterol porque realmente contiene algunos compuestos que lo permiten, pero no se debe tomar junto con la medicación. Si yo no necesito medicación con la dieta y el ejercicio me vale, no necesito yogurt, y si necesito medicación no puedo tomar el yogurt que me baja el colesterol.

-¿Hay alguna galleta sana?

-Galletas industriales no hay ninguna buena, por mucho que algunas que te prometen bajar el colesterol. Lo pone en la caja, pero para cumplir los requerimientos de tomar tres gramos de betaglucano al día, que es lo que tendría que tomar un paciente con el colesterol alto, tienes que comerte 18 galletas, con un 20 % de azúcar. Una galleta está hecha con harina refinada con azúcar, eso nunca va a ser saludable. A las que le quitan el azúcar les ponen edulcorantes, que no nos aportan nada. A las que son integrales, les ponen también azúcar. Ahora tenemos una nueva legislación del pan, que no afecta a las galletas. Y esto vuelve a ser un drama. Porque claro, ahora el pan integral va a ser pan integral de verdad, pero las galletas integrales van a poder seguir siendo de harina refinada con un poco de salvado. Esto es un coladero porque un producto que realmente no es saludable nos lo comemos pensando que sí lo es. Porque antes te tomabas una palmera de chocolate, y sabías que no era saludable, pero ahora te tomas unas magdalenas 0 % que te cuidan, porque lo pone la caja, y tú te piensas que te estás cuidando. Te estás tomando unas magdalenas que no tienen azúcar pero que a lo mejor tienen una grasa que no es saludable. Todo este márketing interesa a mucha gente, porque interesa al que lo vende, pero también al que lo consume, porque realmente es como una lavadora de conciencia grande.

View this post on Instagram

Andamos todos felices porque el lunes pasado (1 de julio) entró el vigor la nueva ley del pan. ¡Por fin el pan 100% integral será 100% integral! ¿Pero qué pasa con las magdalenas y las galletas? PUES QUE TODO SIGUE IGUAL. Les presento a ustedes las magdalenas “100% espelta” que solo tienen un 28% de espelta. Además la harina no es integral. No presumen de ello, pero sí de llevar espelta como si eso fuera mejor que el trigo. _____\ Son unas magdalenas con un 28% de espelta ... y un 23% de azúcar. Una supuesta fantasía de magdalenas que son tan magdalenas como todas las demás. Echadle un ojo al vídeo si podéis... ¿qué más veis en las magdalenas que las convierte en un producto poco saludable? Bien por la ley del pan, pero señores del Ministerio pónganse con los bollos y las magdalenas porque esto es una vergüenza.

A post shared by Boticaria García (@boticariagarcia) on

-¿Algunos productos destinados a bebés y niños no deberían estar regulados por sus altos índices de azúcar?

-Recuerdo en algún sitio que leí «No existe mi primera pera conferencia». Y es cierto. Tenemos mi primer yogurt, mi primera galleta, mi primer gusanito… ¿Nos estamos volviendo locos? ¿En qué momento de la vida los niños han comido su primer nada? Son todos productos azucarados, principalmente, que al niño le gustan porque tienen azúcar. Y fisiológicamente estamos preparados para que el azúcar libere dopamina en nuestra corteza prefrontal y eso nos haga sentir bien, queramos repetir y nos enganche. Se desencadena una reacción fisiológica que nos lleva a querer buscar el placer que nos provoca comer azúcar. Si tú educas a un niño desde pequeño en que su primer yogurt o su primera galleta es con azúcar, en vez de su primer pan integral con aceite de oliva virgen, que es lo que debería desayunar un niño por las mañanas, cuando le des una tostada, te la tira a la cara. Tenemos que educar el paladar porque estamos comiendo alimentos que están buenos por encima de nuestras posibilidades. En la naturaleza no hay alimentos tan ricos, en la Edad Media no comían alimentos tan palatables con esas grasas que se funden en la boca. La tecnología está permitiendo desarrollar unos productos muy palatables y sobretodo muy baratos, porque comer saludable no es caro, pero comer mal es muy barato. Se puede comer barato, con legumbres, hortalizas,… pero realmente puedes comprar ultraprocesados por dos duros, y eso hace mucho daño.

«Estamos comiendo alimentos que están buenos por encima de nuestras posibilidades»
View this post on Instagram

He visto en las cuentas de @moraguesnatalia y @juan_revenga este “aceite para peques” que es un claro síntoma de la estupidez a la que se precipita el ser humano, especialmente en lo concerniente a la crianza de sus nuevos cachorros. El AOVE es la grasa de elección para todos, sí, niños y abuelos como pone en el envase, pero sin necesidad de cobrarnos a 7€ el litro por el packaging de dibujitos. Al lumbreras de marketing (lo digo en serio, hay que ser listo para idear algo así) le faltó poner: “mi primer aceite”. SEAMOS MÁS LISTOS QUE LOS LUMBRERAS DE MARKETING. No nos dejemos engañar por estas tontunas. No hay aceites para niños ni para adultos. Cualquier AOVE vale para las criaturas. Y lo hay a 5€/litro en lugar de 7. BONUS: si leéis en una etiqueta “aceite de oliva suave” (sin que ponga virgen extra como es este caso), sabed que lo de “suave” solo es un barniz para darle importancia al aceite. Un “aceite de oliva suave”, a secas, es un aceite de oliva refinado con una acidez sobre 0,4 grados. El “intenso” sobre 1 grado. Pero por muy suave que sea, si no lo especifica sigue sin ser VIRGEN o VIRGEN EXTRA y sin tener los antioxidantes y muchas de las características que hacen diferencial este aceite. Así que si podéis permitiros estos últimos, siempre será mejor. #tontunastraigo #nutricion #aove

A post shared by Boticaria García (@boticariagarcia) on

-¿No se deberían de tomar medidas a nivel gubernamental contra la proliferación de esos alimentos?

-Hay una falsa percepción de «siempre se ha hecho así, nunca ha pasado nada» y no es cierto. Realmente no siempre hemos comido así y no siempre hemos tenido un índice de obesidad y sobrepeso como en la actualidad entorno al 50 %. Eso es un problema que antes no había.

View this post on Instagram

Hoy he cogido esta bandeja como excusa para que los niños hicieran “cata” del AOVE que me regaló la semana pasada @farmafreakig (el aceite está en la primera casilla). Al parecer es un aceite especialísimo de Porcuna (Ibolca) que Ana nos pasó de contrabando como si fuera droga. Yo la droga no la he probado nunca pero este aceite sí y es de caerse la lágrima. ____ Además de pepino y tomatitos cherry para aliñar con el divino aceite, en la bandeja #NOvistosa hay champiñones a la plancha y sí, tortilla de patata, que es la segunda comida favorita de mis criaturas. Comen tortilla de patata una vez a la semana. Normalidad, señores. ____ De postre, mandarina y nueces. Tenemos muchas nueces de los bisabuelos todavía. ____ Nosotros hemos cenado lo mismo que ellos, pero sin la bandeja. Y se me sigue cayendo la lágrima con el AOVE de Porcuna. ¡GRACIAS ANA! ___ #platosportugal #bandejasboticaria #healthyfood #cenasaludable #cenassaludables #cena #aove

A post shared by Boticaria García (@boticariagarcia) on

-Bio, estilo casero, sin gluten,… ¿Cómo aclararse a la hora del ir al súper?

-Hay personas que necesitan comer alimentos sin gluten y sin lactosa porque tienen intolerancias. Pero el resto que está sana no tiene porque tomarlos y en ocasiones sirven como reclamo. Una magdalena sin gluten sigue siendo igual de poco saludable que una magdalena normal, que no lleva gluten porque en vez de estar hecha con trigo está hecha con maíz. Muchas veces los productos sin gluten son menos ricos y la industria lo que hace es añadirle más azúcar o otras grasas para compensar esa diferencia de sabor. Hay estudios que dicen que los productos ultraprocesados sin gluten son incluso peores que los con gluten, y eso es una mala noticia. Estoy muy a favor de que haya una oferta cuánto más grande mejor de productos sin gluten, pero no de los ultraprocesados sin gluten, ni de los tradicionales. Una persona con celiaquía puede alimentarse perfectamente sin necesidad de comprar estos productos. Lo que pasa es que muchas veces se comprar por modas y esto no ayuda ni a unos ni a otros. Ni a la celiaquía porque frivoliza con una enfermedad que necesitaría muchos más recursos, ni a los que consumen erróneamente productos sin gluten pensando que así van a estar mejor. Es verdad que si haces una dieta sin gluten hay gente que adelgaza, pero no es por el gluten, es porque si antes tomaba una palmera de chocolate, pizza o hamburguesas, y ha dejado de consumirlas probablemente se encuentre mejor, pero no es por el gluten.

«Comer saludable no es caro, pero comer mal es muy barato»

-¿El estilo de vida moderno es una excusa para comer peor?

-En el libro insisto mucho de que hay opciones saludables y fáciles, tenemos fast food de comida saludable. Podemos coger un bote de lentejas cocidas y hacernos una ensalada, o hacerlas estofadas; las conservas de atún, los pimientos de piquillo, tenemos incluso los ultracongelados, guisantes que los echas a la sartén directamente; puedes hacerte un salmón al microondas en menos tiempo en el que tardas en calentar una pizza. No tenemos tiempo, pero es falta de recursos. Hay muchos alimentos que son muy gratificantes para llegar a casa, por la sensación que te produce, y a la gente le apetece más tomarse una pizza que un poco de ventresca con pimientos, pero tardas menos en hacerlo lo segundo que lo primero.

Puedes hacerte un salmón al microondas en menos tiempo en el que tardas en calentar una pizza
View this post on Instagram

Mucho se ha hablado del #pollolento pero poco del #SalmónRápido y hoy le dedico esta #bandejasboticaria con amor 🧡 _____ El #SalmónRápido es, como os imagináis, algo tan de andar por casa como el salmón al microondas. Hace muchos años me lo enseñó mi tía Mayte 😍 y desde entonces suele caer algún #PezRápido por semana. _____ Este lo he hecho con la receta de Lékué y son 3 minutos y medio. Le he puesto albahaca porque no tenia eneldo. Tenía albahaca fresca en casa pero no tenía eneldo. No preguntéis. ____ Lo naranjita de arriba a la izquierda, eso que ni los filtros consiguen arreglar, es una especie de sopa de repollo con zanahoria, pimiento verde y rojo 💚❤️ ajo, cebolla y patata. REPOLLO: hay que comerlo más. ____ Postre: plátano con queso batido. Y pistachitos. ____ Ante la duda razonable: ¿puedo dar pescado azul a los niños? ¿El pescado azul tiene mercurio y es peligroso? Si deslizáis veréis las recomendaciones de @sanidadgob ¡que no cunda el pánico! Las especies con las que hay que tener precaución son pez espada, tiburón, atún rojo y lucio 🐟

A post shared by Boticaria García (@boticariagarcia) on

-¿Cuáles son las claves para huir de los ultraprocesados en el súper?

-Pues hay siete mandamientos para leer el etiquetado que realmente se resumen en dos: elegir alimentos que tengan tres o cuatro ingredientes como máximo y lo segundo es lo que digo siempre, «cuánto menos bulto más claridad». Cuando ves una etiqueta con veinte ingredientes ya directamente lo dejas. Saludable no es. Y a ser posible, alimentos sin etiqueta.

-¿Recibe presiones por parte de la industria alimentaria?

-Sí claro, por supuesto. Pero ahora ha cambiado mucho. Hace unos años te llamaban y te pedían que lo retiraras o te amenazaban, pero ahora la industria ha cambiado, se ha dado cuenta es que las redes sociales están ahí y que ese tipo de amenazas se les pueden volver en contra y lo que intentan es comprarte vilmente. Y los caminos son un poco más complicados. Sí que me llaman de vez en cuando, pero a mí no me interesa señalar a nadie, me interesa que la gente aprenda a comer. Lo que quiero es que la gente vaya al súper y sepa elegir cual es el mejor. Suelo medir mucho lo que digo, y si digo que estos tallarines de colorines realmente tienen un 2 % de espinacas y un 5 % de tomate y que en una ración de pasta hay tres gramos de verdura, aunque tú piensas que te estés comiendo las espinacas, si tienen tres gramos de verdura, tienen tres gramos de verdura.  

Del «pollo lento» al «zorromostro» pasando por «Portugal», la jerga de Boticaria

Marián García tiene miles de seguidores en las redes sociales, a los que ha bautizado como la «adscritancia». Tirando de humor ha creado un lenguaje propio para invitar a seguir unos hábitos más sanos, como el «pollo lento», «comer Portugal» o un «zorromostro».

-¿Qué son el pollo lento?

-Es pollo al vacío cocinado a baja temperatura, y es un nombre bastante poco marketiniano. La gente quiere algo para merendar y realmente todas las opciones, son carnes ultraprocesadas que no son saludables. Hay una opción que es cocinar el pollo a baja temperatura al vacío y se queda una textura fantástica y mucho más sana. Se me ocurrió ponerle un emoticono en Instagram de un pollo con la cabeza de Trump saltando, la gente cuando lo ve lo asocia. Todos los días recibo fotos de pollo lento y es una satisfacción. Un mensaje contado de forma tradicional aburre hasta las ovejas, pero pones a un Trump dando saltitos a la gente le gusta y empieza a cocinarlo

-¿El plato Portugal?

-Es muy fácil, porque el plato de Harvard (el plato para comer saludable, que dice que la mitad de lo que tienes que comer es frutas y verduras) si lo miras en la representación gráfica es verde y rojo: yo lo vi dije «esto es la bandera de Portugal». Entonces pensé, come Portugal, que es más pegadizo que la recomendanción de come frutas y verduras. Con la tontería la gente se acuerda de echar más verde y más rojo.

-¿Y un «zorromostro»?

-El zorromostro es una palabra que se emplea mucho en la Mancha, allí se dice mucho lo de «vas hecho un zorromostro». Es cuando vas desarreglado, con la ropa sin planchar y ese tipo de cosas. Y yo lo he aplicado a cuendo el alimento es un poco desastroso o de mala calidad, pues es un zorromostro.

View this post on Instagram

“Marián, y si yo te digo, ¿qué es un zorromostro?” -me preguntó Ramón García ayer en el plató de @encompaniacmm -. _____ Y yo me explayé. Y ya puestos le pregunté si él se echaba palitos de cangrejo en la ensalada. Me contestó que no y yo le dije: “BIEN, Ramón, BIEN”. ______ Y esta es solo una de las 1001 cosas chulas (las hubo más surrealistas) que nos pasaron ayer en la tournée que me pegué por los medios Toledo gracias a que los amigos de @ciencialacarta me invitaron a inaugurar sus #maridajescuanticos ______ Gracias a Ramón García y Gloria Santoro por regalarnos ese momento #zorromostro televisivo a la ADSCRITANCIA. No pudieron ser más cariñosos conmigo. ¡Y hasta sacaron imágenes de Belmonte! _______ Y gracias al sargento @castanoarantxa que me acompañó durante todo el día. Aunque solo me dejó hacer pis una vez fue todo un placer. No hacer pis, quiero decir, tu compañía 😜❤️

A post shared by Boticaria García (@boticariagarcia) on

View this post on Instagram

Llevaba tiempo sin deleitaros con mis #zorromostros artísticos pero vivir en Atocha es lo que tiene. ____ La pelirroja lleva pelos de calabaza, cejas de aguacate y collar de merluza a la plancha. Si deslizáis veréis al homólogo que me ha quedado un poco “Carlos Sobera” con la ceja levantá. _____ Como vais a preguntar por todo: 1️⃣ Los “espaguetis de calabaza” los he comprado hechos porque no me apetecía liarme. Os he puesto al final el envase con la marca pero hay muchas más. Valen 1,80€ 2️⃣ Nadie sufra porque mis hijos pasen hambre. Os pongo el plato de merluza adicional que se han comido entre los dos. 3️⃣ Se me ha olvidado ponerles más aguacate y lo han reclamado. Mis hijos, solo a veces, me llenan de orgullo y satisfacción. 4️⃣ El otro día los señores de ACES me regalaron amablemente una cesta de fruta por ser jurado de sus premios así que de postre se están tomando ahora mismo una rodaja de piña cada uno. ____ Para los que sois nuevos por aquí, podéis ver más despropósitos artísticos que cenan mis churumbeles en #bandejasboticaria y #platosportugal _____ Si alguien quiere hacer de hater, que no se esfuerce: ya tengo a @susitravel @pilarpeix y @farmafreakig presidiendo el club. _____ Sinceramente, hoy creo que me merezco un aplauso. ¿O no?

A post shared by Boticaria García (@boticariagarcia) on

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
36 votos
Tags
Comentarios

Boticaria García: «Galletas industriales no hay ninguna buena»