La maldición de la inteligencia, cuando sufres acoso por ser más listo que el resto

Andrea Presedo
Andrea presedo REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

El 40 % de los niños españoles con altas capacidades sufre «bullying»

06 oct 2019 . Actualizado a las 09:22 h.

«Miguel tiene ocho años. Es un niño rubio, con ojos azules una cara muy dulce. Es agradable y divertido estar con él. Viene a verme porque en el colegio es un niño triste, que no juega con el resto en el patio, y la profesora cree que tiene problemas de sociabilidad. Intenta hacer amigos, pero no lo consigue y no entiende por qué», relata Carmen Sanz Chacón, directora de El mundo del superdotado, en su libro La maldición de la inteligencia.

Los llaman coquitos, empollones, listillos y sabelotodos. Son solo algunos de los términos que se utilizan despectivamente para referirse a un compañero que destaca sobre el resto por ser más listo que la media. Chacón explica que existe «una relación clarísima entre el acoso y los niños con altas capacidades». Sin ir más lejos, asegura que a su consulta, tres de cada cuatro niños superdotados que llegan, sufren o han sufrido acoso escolar.

«Es fácil de entender por qué se meten con este tipo de niños. Pongamos de ejemplo a un estudiante con un coeficiente de 130. Este niño, con ocho años tiene ya una cabeza de once. Es mucho más maduro que sus compañeros, habla mejor y tiene otros intereses. El resto lo ve raro y es ahí donde surge el acoso», dice la especialista. Añade que se trata de un tema «puramente sociológico». Cuando se forma un grupo y entra alguien nuevo y diferente al resto, «se le aparta». Dice también que muchas veces son los padres de los propios niños los que fomentan estas situaciones cuando les dicen a sus hijos «no juegues con él, míralo, va de listillo». Incluso a veces la culpa recae en los profesores: «al ver que los niños pueden contestarles y discutir, dejan de tratarlos bien. O al contrario, los destacan sobre el resto a la hora de hacer preguntas generales», dice.