Así funciona el fármaco para dejar de fumar que financia Sanidad

Marta Otero Torres
marta otero REDACCIÓN / LA VOZ

SOCIEDAD

El Champix ha demostrado su efectividad a pesar de la polémica sobre sus efectos adversos psiquiátricos

11 jul 2020 . Actualizado a las 10:33 h.

El ministerio de Sanidad financia uno de los fármacos que han demostrado más efectividad para ayudar a lograrlo, la vareniclina, conocida comercialmente como Champix. Andrés Zamorano, del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, explica que se trata de uno de los tres tratamientos efectivos y seguros para dejar de fumar, «junto al bupropión y la terapia sustitutiva de nicotina (TSN), que solemos utilizar en parches y lo acompañamos de comprimidos bucales, o chicles o un espray para los momentos críticos».

La vareniclina, asegura, es el que ha demostrado ser más eficaz. Eso sí, no vale una simple receta. «Tiene que ir acompañado -dice el experto- de una especie de protocolo con medidas cognitivo-conductuales. Hay que fijar con el paciente una serie de visitas de seguimiento para acompañarle en un proceso que no es fácil ni mucho menos, pero se puede lograr, porque ya hay diez millones de exfumadores en España».

¿Y en qué consiste el tratamiento cognitivo conductual que debe acompañar al medicamento? Pues en ir «desenroscando» esas situaciones a las cuales tienes asociado el tabaco. «Es importante hacer ese seguimiento psicológico -insiste Zamorano-, porque si no lo haces a la mínima de cambio el fumador tendrá otra nueva tentación (se juntará con los amigos tomando una cerveza o tendrá algún acontecimiento adverso) y volverá a fumar».