Un equipo gallego crea un método para detectar el cáncer de colon en la saliva

Oncomet, pionero en probar el potencial de este fluido como biopsia líquida, presentará los resultados en Grecia


redacción / la voz

«Nuestro sueño es poder detectar tumores con métodos más sensibles y menos agresivos para los pacientes». El sueño de Rafael López y el del grupo de Oncología Médica Traslacional del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (Oncomet) empezó a tomar forma cuerpo hace dos años con la campaña de micromecenazgo para la financiación de proyectos de biopsia líquida, una nueva metodología que permitirá el diagnóstico en una fase temprana de distintos tipos de cáncer a través del análisis de las células circulantes que se escapan de los tumores y la metástasis hacia fluidos como la sangre, la saliva o la orina. La iniciativa, aún activa, logró una recaudación de 750.000 euros, lo que supuso un auténtico hito en la ciencia española.

Y la solidaridad ciudadana no parece que haya caído en saco roto, porque los investigadores han desarrollado gracias a su apoyo un método que posibilitará la detección del cáncer colorrectal -el más frecuente diagnosticado en España, con más de 34.000 casos al año- mediante un simple análisis de saliva. «Estamos todavía en una fase preliminar, pero los resultados que obtuvimos son prometedores», apunta López.

El trabajo, pionero en demostrar el potencial de la saliva como una biopsia líquida alternativa para identificar el cáncer de colon, será presentado entre el 2 y el 5 de octubre en un simposio que se celebra en Corfu (Grecia), un evento de referencia internacional en esta especialidad.

El estudio se ha desarrollado en colaboración con investigadores de la Facultad de Odontología de la Universidade de Santiago. «En la actualidad, los métodos utilizados para el diagnóstico de este tipo de cáncer presentan numerosas limitaciones, lo que hace necesaria la búsqueda de nuevos biomarcadores que mejoren el diagnóstico de la enfermedad», advierte Rafael López. El equipo identificó estos biomarcadores en un conjunto de microRNAs localizados en la saliva.

Fase inicial

«Hemos realizado una caracterización de los microRNAs presentes en muestras de saliva en una cohorte de 51 pacientes con cáncer colorrectal e identificado un panel con gran interés para detectar la presencia de este tumor», corrobora Mercedes Suárez, investigadora del Departamento de cirugía y Especialidades Médico-Quirúrgicas de la Universidade de Santiago.

En el trabajo también se analizaron muestras de otros pacientes sanos. Sin embargo, y aunque los resultados son más que esperanzadores, se trata todavía de una fase inicial de la investigación, ya que será necesario perfeccionar los biomarcadores identificados y validar los resultados en nuevos pacientes. Esta fase se espera llevar a cabo con un nuevo ensayo con un mayor número de pacientes que se espera realizar en primera instancia en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago. Pero será necesaria más financiación. En este caso el equipo espera conseguir el dinero a través de proyectos competitivos, tanto nacionales como internacionales, a los que se han presentado.

Y, en todo caso, Oncomet seguirá rindiendo cuentas de su trabajo a los ciudadanos que han aportado donaciones. «Es a lo que nos comprometimos y es lo que haremos», subraya Rafael López.

Análisis de sangre para nuevas terapias a pacientes resistentes a la quimio

  

Oncomet también ha desarrollado una técnica para la detección de las alteraciones del gen MET mediante el análisis de sangre en pacientes con diversos tipos de cáncer. «Estas herramientas serán de gran utilidad para la elección de pacientes que generan resistencias en el tratamiento y que se pueden beneficiar de terapias dirigidas que son efectivas en pacientes con alteraciones en este gen», explica Laura Muinelo, responsable de la Unidad de Biopsia Líquida de Oncomet. «Detectar estas alteraciones permitirá diseñar tratamientos específicos para estos pacientes», corrobora Rafael López.

Moléculas de semen, la biopsia líquida del tumor de próstata

  

Investigadores del grupo de Genética Molecular Humana del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell) liderados por Sara Larriba, en colaboración con Francesc Vigués y Manel Castells, del Servicio de Urología del Hospital Universitario de Bellvitge (HUB), han mostrado la utilidad de ciertas moléculas, los miRNAs del semen, como biomarcadores no invasivos del cáncer de próstata.

Los resultados de este estudio se han protegido mediante una patente y se han publican en Scientific Reports.

El semen puede considerarse la biopsia líquida de los órganos del sistema reproductor masculino y, específicamente, de la glándula prostática: aproximadamente el 40 % del semen deriva del tejido prostático, por lo que es probable que contenga moléculas específicas derivadas de la enfermedad de la próstata. El grupo de investigación de la Sara Larriba ha determinado que la cuantificación de ciertas moléculas de ácido ribonucleico, conocidas como miRNAs, y que están contenidas en vesículas extracelulares del plasma seminal, podrían ser clínicamente útiles como biomarcadores no invasivos para el cáncer de próstata.

«Nuestro estudio muestra modelos basados en miRNAs de exosomas de semen como biomarcadores moleculares con el potencial de mejorar la eficacia del diagnóstico y pronóstico de cáncer de próstata. Estas pruebas proporcionan información fiable que ayudará a los médicos a tomar decisiones clínicas, así como a ahorrar biopsias invasivas innecesarias para los pacientes, mejorando la eficiencia de la detección de este tumor y la calidad asistencial del paciente», explica Larriba.

El cáncer de próstata es el tipo de tumor masculino maligno más frecuente en los países occidentales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Un equipo gallego crea un método para detectar el cáncer de colon en la saliva