Daisy, la modelo infantil con dos piernas amputadas que desfila en las pasarelas de París

La pequeña, de nueve años, nació con una malformación. Pero eso no le impidió cumplir su sueño de participar en la Semana de la Moda de Nueva York y Londres

;
La historia de superación de Daisy: desfila con sus dos piernas amputadas Participará en la semana de la moda de París

La Voz

La historia de superación de Daisy, una niña de tan solo nueve años, es digna de ser conocida por todos. La pequeña, que nació con una malformación, tuvo que someterse a la amputación de ambas piernas cuando tenía 18 meses. Pero eso no fue un impedimento para que pudiera cumplir su sueño: ser modelo y desfilar por las pasarelas más prestigiosas del mundo. 

Todo empezó gracias a una diseñadora que la dio a conocer. A partir de ahí, Daisy pasó a colaborar con marcas como Nile y, tras ello, a desfilar en la Semana de la Moda de Nueva York y Londres. Esta semana se convertirá en la primera modelo con dos piernas amputadas de la pasarela de París. Lucirá las creaciones de la marca infantil Lulu et Gigi dentro de la Torre Eiffel. 

Hacer historia 

«Estoy aquí para hacer historia», afirmó desde su cuenta de Instagram. La pequeña Daisy dice que «no me siento diferente», según comentó a diferentes medios de comunicación. Gracias a unas prótesis de carbono, corre y desfilar por las pasarelas como una más. Su agilidad no tiene límites. Incluso llegó a hacer una voltereta en el desfile de Londres.

Daisy es todo un ejemplo de superación, para dentro y fuera de su familia. Su padre, sin ir más lejos, confesó que cuando nació su hija no era capaz de hacer frente a su discapacidad, por lo que se dio a la bebida y a las apuestas. 

De luchar contra la artritis a clasificarse para Miss Inglaterra

Andrea Presedo

Eleanor es la primera joven con una prótesis de cadera que se clasifica en el concurso y conciencia sobre la enfermedad

 «Soy la primera con una cadera de titanio en subirse a la pasarela de Miss Inglaterra, y espero no ser la última». Habla Eleanor Farr, una joven británica de 24 años. Su vida estos dos últimos años no fue sencilla. Un fatal brote de artritis juvenil que afectó a todas sus articulaciones, excepto su mandíbula, la obligó a dejar sus estudios para ser fotógrafa profesional mientras no encontraba la medicación adecuada. «No era capaz ni de vestirme por mí misma», señala en sus publicaciones en Instagram. Eleanor decidió narrar su enfermedad a través de las redes sociales, de forma que se apoyaba en la comunidad que también sufría esa enfermedad autoinmune. Después de varios tratamientos fallidos, los médicos encontraron la clave para que entrara en remisión: el rituximab. «Me devolvió la vida. Fue mi salvador», comenta. Gracias a este tratamiento biológico, Eleanor recuperó su vida. No sin daños colaterales. Las altas dosis de corticoides le produjeron osteoporosis en una de sus caderas. Una prótesis fue su única solución.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Daisy, la modelo infantil con dos piernas amputadas que desfila en las pasarelas de París