El Ministerio sigue excluyendo a niños de las guarderías gallegas de sus becas de apoyo educativo

La Xunta asumió el gasto el pasado curso pero confía en que el Gobierno rectifique


Santiago / La Voz

Los niños que acuden a las guarderías gallegas seguirán estando excluidos de las becas de apoyo para necesidades especiales que el Ministerio de Educación concede desde hace años. ¿Por qué? Porque para tener acceso a esta convocatoria las escuelas infantiles deben depender nominalmente de la administración educativa y no de la de Política Social, como ocurre en Galicia. Al Gobierno central no le vale que las guarderías tengan un carácter educativo y los mismos requisitos dependan o no Educación, simplemente obliga a que los menores estén en un centro «creado o autorizado por la administración educativa competente», algo que no ocurre en Galicia.

El curso pasado la Xunta se puso en contacto con el Ministerio para que se subsanase este error, sin éxito. Finalmente, y aunque muchas familias ya desisten de solicitar la beca porque no cumplen este requisito, nueve trataron de conseguirla, por lo que la Consellería de Política Social decidió asumir los gastos. Esto supuso una aportación de nueve mil euros en el último trimestre del 2018, y más de 16.000 en el primer semestre del 2019, porque además se sumó décimo niño, que presentó la documentación.

Este año, los requisitos salieron de forma idéntica a los del año pasado, es decir, que los niños gallegos de escuelas infantiles -los de otras etapas educativas no- están fuera de la convocatoria. En este caso la Xunta confía en que el Ministerio de Educación rectifique, «porque o que fixemos neste curso foi unha solución provisional que entendemos que non se pode eternizar no tempo», sostienen desde la Consellería.

La Xunta quiere por lo tanto que el Gobierno entienda que las escuelas infantiles gallegas no son menos o más escuelas por depender de una u otra consellería, por lo que confía en que haga una interpretación razonable de su propia norma.

 Ayuda pedagógico o material

La resolución se dirige a todo el alumnado -desde la etapa de infantil hasta los ciclos de formación profesional-, que tenga necesidades educativas especiales por varios motivos: discapacidad o trastorno grave de conducta, incluyendo a los afectados por TDAH; altas capacidades; o subsidios por necesidades educativas especiales en familias numerosas. Las ayudas, en función de la renta, están dirigidas a sufragar los gastos de transporte urbano, interurbano, de fin de semana, residencia, comedor, educación, libros y material y tareas de reeducación pedagógica o del lenguaje. En el caso gallego, por ejemplo, el coste que asumió la Xunta de los pequeños que se quedaron sin beca abarcaba la escuela infantil, el comedor, y terapias de apoyo como logopedia o atención temprana.

Galicia es la única comunidad en la que los pequeños de menos de tres años no puedan optar a esta convocatoria de ayudas, ya que en el resto de autonomías estos centros dependen de las consejerías de educación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Ministerio sigue excluyendo a niños de las guarderías gallegas de sus becas de apoyo educativo