Un tribunal alemán dictamina que la resaca es una enfermedad

Raúl Romar García
R. Romar REDACCIÓN

SOCIEDAD

afsd

Los jueces argumentan que la ingesta abusiva de alcohol provoca cambios en el estado normal del cuerpo

25 sep 2019 . Actualizado a las 20:01 h.

Cansancio, sudoración, boca pastosa, aumento de la frecuencia cardíaca, náuseas, mareos, un intenso dolor de cabeza, malestar general... Todos estos y alguno más son los síntomas más evidentes de la resaca, el mal trago que se pasa después de una noche de borrachera. Un mal pasajero, pero terrible, para el que existen múltiples y variados remedios, pero solo uno verdaderamente eficaz: no abusar del alcohol. O quizás no sea tan pasajero, porque un tribunal de Frankfurt (Alemania) acaba de dictaminar que la resaca es una enfermedad, ya que provoca cambios «en el estado o en la actividad normal del cuerpo», aunque sean «pequeños o temporales».

El fallo responde a la denuncia que una asociación presentó contra una empresa dedicada a la distribución y comercialización de un suplemento alimenticio que presentaba como una «bebida contra la resaca». La empresa prometía hacer desaparecer los síntomas de la resaca gracias a una bebida y una barrita energética, algo que la entidad denunciante consideraba que era un engaño ante la ausencia de evidencias científicas que sustentasen el supuesto efecto benéfico del producto. Un argumento que la justicia también acabó haciendo suyo. 

«La información sobre un producto alimenticio no puede atribuir ninguna propiedad para prevenir, tratar o curar una enfermedad humana ni dar la impresión de tal propiedad», sostiene la sentencia del tribunal alemán, tal y como recoge Deutsche Welle y la BBC. Los jueces entiende que la enfermedad es una disfunción, «incluso mínima o temporal, del estado normal del cuerpo».