Ludopatía en Galicia: de la deuda de tres millones de euros jugando al póker al niño de 11 años adicto a los videojuegos

La asociación coruñesa Agalure, que trata a adictos, realiza un retrato robot de sus pacientes: hombres cada vez más jóvenes, con estudios y trabajo que acaban debiendo unos 24.000 euros


Las apuestas deportivas en Internet y el póker on-line son las principales amenazas para los nuevos ludópatas. Esa es la conclusión de la asociación Agalure, que lucha contra este tipo de adicciones y que ha elaborado un retrato robot de las personas enganchadas al juego. La edad media del paciente que acude a esta organización tiene 36 años de edad y el comienzo se sitúa en los 19, lo que indica que muchas personas empiezan a jugar antes de ser mayores de edad. La cifra positiva de este informe es que el 85 % de los casos tratados se resuelven con éxito y los pacientes vuelven a tener una vida normal. El caso más extremo recogido por esta asociación data del 2008 y es el de un joven que contrajo una deuda de tres millones de euros en partidas de póker.

Agalure cuenta desde hace cinco años con el programa de rehablitación «Podo, pero só non podo», subvencionado por la Diputación de A Coruña, para ayudar a las personas que han caído en las redes del juego y las compras compulsiva. Desde el año 2015, el grupo ha registrado todos los casos que han pasado por sus manos, unos datos que ahora sirven para extraer un retrato robot actualizado del jugador ludópata gallego. El perfil sería el siguiente: un hombre 36 años y con estudios, al menos hasta la ESO. La mayoría con trabajo fijo. Su arranque con el juego, curiosamente, sigue siendo con las tragaperras y suele producirse antes de los 19 años. El informe indica que la deuda media de un ludópata en el área de A Coruña supera los 24.000 euros por persona. La progresión del número de pacientes tratados es alarmante. Si en el año 2015 en el área de A Coruña fueron 33 personas las que solicitaron diagnóstico y ayuda, en el 2016 la cifra se triplicó, con 89. En el 2017 esta organización registró el pico más alto al aumentar el número de pacientes a 120. Es decir, casi cuatro veces más que en 2015. En el 2018, el grupo se ocupó de 102 personas). En lo que va de año ya se han superado las noventa solicitudes de diagnóstico. 

La deuda acumulada de los jugadores diagnosticados desde el 2016 supera los 9,3 millones de euros. Esta situación lleva a los afectados a negociar con entidades de préstamos rápidos, con empresas y familiares. En los últimos cinco años la mayor deuda acumulada por un paciente al llegar a las dependencias de Agalure alcanzó el medio millón de euros. La persona más joven con problemas de juego que ha sido atendida en Agalure tenía 11 años. El menor llegó a la asociación con una deuda acumulada de 1.900 euros. En este caso, el paciente se había enganchado compulsivamente a los videojuegos, a través de los cuales realizó múltiples compras.

Los hombres representan el 89 % de los casos registrados. Agalure, obstante, aclara que no se puede extraer de esta cifra la conclusión de que las mujeres no tienen problemas con el juego, ya que acuden menos que los hombres a solicitar diagnóstico y comenzar, si procede, un tratamiento de rehabilitación.

La próxima semana, del 27 al 29 de septiembre, Agalure será el anfitrión del XX Congreso Nacional coorganizado con la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (Fejar) y el Concello de A Coruña. Las jornadas coinciden con el 25 aniversario de la asociación gallega y se desarrollarán en la Fundación Barrié.

 

«Empecé apostando la vuelta del café y acabé debiendo más de 40.000 euros»

Javier H. Rodríguez
Un joven realiza apuestas «on-line»
Un joven realiza apuestas «on-line»

El anteproyecto de la Lei do Xogo de Galicia no limita el juego «on-line», que se ha triplicado en cuatro años

Cuando Manuel Pérez -nombre ficticio para mantener su anonimato- comenzó a jugar, la única opción de apuesta inmediata que había eran las tragaperras. Eran los ochenta y España acababa de legalizar su uso tres años después de aprobar la Constitución. ¿Fue un avance hacia la libertad o un negocio a costa de las clases más desfavorecidas? Depende de a quién se le pregunte.

Lo que está claro es que la industria de los juegos de azar movió en España 40.678 millones en 2018, es decir, el 3,3 % del PIB español o -visto de otra manera - casi cuatro veces el presupuesto gallego para el mismo año. Por lo tanto, el volumen de negocio es significativo y por eso mismo conlleva un conflicto de intereses. Solo en Galicia existen 12.778 máquinas recreativas autorizadas, sin contar las de apuestas deportivas.

Seguir leyendo

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Ludopatía en Galicia: de la deuda de tres millones de euros jugando al póker al niño de 11 años adicto a los videojuegos