Un niño de cinco años se fuga del cole para comer en casa

El pequeño consiguió escapar de la supervisión de cuatro adultos en una escuela francesa del área de Lyon y se presentó en su domicilio


El pasado martes uno de los pequeños alumnos de la escuela infantil Berthie-Albrecht, situada en el área de Lyon, decidió vivir una pequeña aventura. A pesar de estar supervisado por cuatro adultos, el niño, de solo cinco años, burló la vigilancia para superar una valla y una puerta que teóricamente estaban cerradas. Así emprendió su particular fuga. Su objetivo estaba claro: no quería almorzar en el comedor escolar, porque prefería comer en su casa

El asunto ha sembrado la polémica en este centro escolar, que tenía previsto la celebración de una reunión para tratar el tema. Porque, según indica los medios franceses, en el recuento de niños los responsables no notaron que faltaba uno de los menores. De hecho, fue el propio padre del pequeño el que alertó al colegio sobre la situación. El progenitor se había tenido que quedar en casa al cuidado de otro de sus hijos, que se encontraba enfermo, y llamó al centro educativo después de ser testigo de la inesperada llegada del fugado. La escuela, situada en el término municipal de Caluire, ha abierto una investigación interna para aclarar lo sucedido, que parece un despiste. La prensa gala indica que el niño no presenta ningún problema de comportamiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

Un niño de cinco años se fuga del cole para comer en casa