Muere Nolan, el niño que hace ocho años comió una hamburguesa contaminada

Con menos de dos años ingirió una carne de Lidl que contenía la bacteria E. Coli


redaccion

Cuado tenía 23 meses, Nolan Moitt, comió una hamburguesa que sus padres habían comprado en Lidl. La carne estaba contaminada con la bacteria escherichia coli (E. Coli).

Se quedó parapléjico y durante los últimos ocho años no pudo ni caminar, ni hablar, ni comer. Necesitaba atención las 24 horas del día. Este sábado, finalmente, falleció, según anunció Le Parisien

En total, 15 niños resultaron infectados en Hauts-de-France en el año 2011 tras comer esas hamburguesas. Nolan fue el único de los afectados que se quedó con secuelas neurológicas graves. El resto de pequeños desarrollaron síndromes hemolíticos y urémicos (SUH).

«Nolan murió el sábado por la mañana debido a los efectos de su intoxicación. Fue una dura prueba porque no dejó de sufrir en ningún momento: las extremidades que se deforman, los huesos se rompen, tuvo que someterse a varias cirugías, no podía comer, tragar, hablar, moverse porque ya no tenía coordinación ", dijo Florence Rault, abogada del niño y su familia.

Los jefes de Seb-Cerf, que comercializaban filetes congelados con la marca Steak Country, fueron juzgados por un tribunal del norte de Francia en 2017. El ex jefe Guy Lamorlette, ahora de 78 años, fue condenado a tres años de prisión por no realizar controles sobre la carne.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Muere Nolan, el niño que hace ocho años comió una hamburguesa contaminada