Gustavo Paseiro: «El número de fisios en el Sergas tiene que duplicarse... o triplicarse»

El nuevo presidente de los fisioterapeutas denuncia que «las listas de espera en algunas zonas llegan al año»


A CORUÑa / LA VOZ

Gustavo Paseiro Ares (A Coruña, 1976) se hizo fisioterapeuta en la escuela en la que ahora da clases, la facultad de la Universidade da Coruña, donde también realizó su doctorado. Ahora, compagina la docencia con la presidencia recién estrenada del colegio gallego, que cumple 20 años, este domingo conmemora el día mundial de la especialidad y en noviembre ejercerá de anfitrión del congreso nacional.

-Tienen 2.817 colegiados. ¿Hay un exceso de profesionales?

-Sigue siendo un número inferior a los ratios internacionales.

-Entonces, ¿es un buen momento para la fisioterapia?

-Diría que es un momento importante. Tenemos competencias a nivel académico que tenemos que ser capaces de extrapolar a nivel social, y a la sanidad pública.

-¿Más plazas en el Sergas?

-La realidad es que el número de fisios en la sanidad pública está en los mismos niveles que teníamos en los años 80, muy por debajo de lo que, según las recomendaciones internacionales, es admisible. Trabajaremos con la consellería para conseguir un nivel adecuado, para que los ciudadanos puedan acceder de forma directa y con listas de espera mucho más bajas. La fisioterapia ahorra costes al sistema, por lo tanto, nuestra contratación sería también beneficiosa desde el punto de vista económico.

-¿Cuántos trabajan en el Sergas?

-Ahora mismo, unos 250. La cifra está muy por debajo de las necesidades actuales.

-De ahí las listas de espera, ¿no?

-Sí, claro. La lista de espera depende del área en que nos movamos, pero en algunas zonas puede llegar al año. Y estas listas no se engordan más porque los propios profesionales sanitarios las conocen y entonces buscan otras opciones terapéuticas para derivar a los enfermos.

-Y la demanda no deja de crecer.

-Las necesidades son crecientes. El conocimiento de la fisioterapia ha aumentado y con ello la demanda del ciudadano. Además, fruto de nuestras competencias, la fisioterapia está especializándose y están apareciendo muchos expertos en el tratamiento de patologías que hace un tiempo no llegábamos a tratar: neurológicas, oncológicas, de suelo pélvico... La realidad es que la demanda es cada vez mayor porque, por otra parte, cada vez se trabaja más la calidad de vida. Hemos aumentado la esperanza de vida, pero cuantos más años tenemos, más queremos darle vida a los años y en eso tiene mucho que decir la fisioterapia.

-¿Cuántos fisioterapeutas necesitaría la sanidad pública?

-La plantilla pública de fisios del Sergas tendría que prácticamente duplicarse... o triplicarse. Eso para conseguir los niveles que fijan organizaciones sanitarias internacionales. Tenemos que trabajar con la consellería para hacerle ver esa necesidad y plantear números lógicos a conseguir en un tiempo razonable.

-¿Se ha avanzado algo?

-En la última OPE se lograron algunas plazas, pero vinieron a cubrir una deuda antigua. Nuestra idea es no solo aumentar los profesionales, sino dotarlos de competencias que no se están aplicando en el sistema público.

-¿Por ejemplo?

-Se trata de que cualquier ciudadano pueda acceder directamente al fisioterapeuta, igual que podemos pedir cita para enfermería o para el médico de familia.

-¿Un fisioterapeuta de cabecera en el centro de salud?

-Sería lo lógico, y lo deseable.

-¿Y en atención especializada?

-Ese es otro de nuestros objetivos, lograr que las especialidades, que ya existen por formación, sean reconocidas, tener la capacitación de especialistas como otras profesiones sanitarias. El resultado final sería ese. El camino es lo discutible, ya sea vía mir, que tiene su complejidad, mediante un máster oficial con prácticas en unidades clínicas acreditadas para docencia... Pero nos interesa que se reconozca, por ejemplo, la fisioterapia neurológica y que ese experto trate solo a pacientes neurológicos. Queremos programas para todas las especialidades médicas, no dos o tres, sino que cada unidad hospitalaria, Cardiología, Neumología, Traumatología... tenga un fisioterapeuta experto.

«Cada año denunciamos entre 50 y 60 centros por intrusismo»

 Para Gustavo Paseiro, Galicia presenta una ventaja competitiva: «Tenemos la grandísima suerte de que nuestra comunidad tiene dos magníficas facultades de Fisioterapia, la de Vigo y la de A Coruña, catalogadas como de las mejores a nivel nacional, en plan de estudios y nivel de capacitación práctica. Nuestros titulados salen con una preparación que les permite afrontar cualquier tratamiento», recalca.

-Y se enfrentan a pocas plazas en el sector público y al intrusismo en el privado.

-Sí, la realidad es que en lo que se refiere al intrusismo estamos en una situación estable, desde hace años, en lo negativo.

-¿Qué medidas se han tomado o se pueden tomar?

-Nuestro objetivo principal es proteger a la ciudadanía, que las personas no reciban tratamientos potencialmente peligrosos de personas no cualificadas. Llevamos mucho tiempo poniendo denuncias, unas 50-60 cada año, para el cierre de estos centros, pero la respuesta de la Administración no es la adecuada.

-¿...?

-Al centro denunciado posiblemente le obliguen a modificar los términos en los que se publicitan para eliminar la palabra terapeuta. Cambian el nombre, pero siguen dando el tratamiento. Por eso insistimos en hacer ver que la fisioterapia real funciona. De hecho, los pacientes que recibimos no modifican su patrón, siempre acaban volviendo porque saben que el tratamiento que aplicamos les beneficia y no quieren ir a un seudoprofesional.

-¿Falta conciencia sobre los riesgos que se pueden correr?

-Muchas personas sí son conscientes, pero también entiendo la desesperación de quien para aliviar un dolor recurre a... Ese trabajo de formación de la sociedad también es un trabajo a desarrollar. Aún no le hemos conseguido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Gustavo Paseiro: «El número de fisios en el Sergas tiene que duplicarse... o triplicarse»