REDACCIÓN

«O Sil leva a auga e o Miño leva a fama», dice el refranero popular aplicado a los ríos gallegos. La misma fórmula podríamos usarla para nuestras islas. Si bien Cíes, Ons, Sálvora o Cortegada, englobadas en el Parque Nacional Illas Atlánticas, acaparan miradas y turismo, hay otros tesoros rodeados de agua salada por todas partes que también merecen atención. Así, la encuesta puesta en marcha en la web de La Voz bajo el título «¿Cuál es para ti la mejor isla de Galicia?», ha encumbrado a las Illas Lobeiras, ubicadas en la ría de Corcubión.

Este minúsculo archipiélago lo conforman Lobeira Grande y Lobeira Chica. En la primera, un faro se encendió por primera vez en 1909. El edificio, erigido sobre las rocas, mira al norte y desde él puede verse el faro de Fisterra. También la costa de Carnota. Aunque ahora está automatizado y sus estancias clausuradas, no era así a principios del siglo XX. Por aquel entonces, los temporales dejaban totalmente aislados durante días a los torreros. Un crónica del 13 de febrero de 1912 en este periódico daba fe de ello: «El suceso parece un episodio de Julio Verne. La furia de los elementos desencadenados estos días, tiene aislados desde hace más de un mes a seis personas que constituyen la población del faro instalado en el islote Lobeira». Y es que por su predominancia pétrea y su tamaño para muchos son más islotes que islas.

Hoy esta área rocosa deja atrás la crónica negra de tempestades y naufragios tan propia de la Costa da Morte, pero mira al futuro con incertidumbre. Su belleza hace que el goteo de visitas repunte en verano, pero llegar hasta el embarcadero de Lobeira Grande solo puede hacerse con una embarcación, dada su ubicación estratégica y requiere, según el estado del mar, cierta pericia porque las aguas son oscuras y los bajos pedregosos pueden jugar una mala pasada (por algo un faro aleja a los barcos). 

Asociaciones de buceo son los que más partido sacan a su riqueza natural, y suelen llegar hasta ellas en embarcaciones neumáticas. El resto, tienen a su disposición la posibilidad de contratar los taximares que hacen rutas por la ría corcubionesa.

El regidor de Corcubión, el socialista Manuel Ínsua, aunque «sorprendido» por ver a las Lobeira vencedoras, reconoce que son «máis virxes e descoñecidas que as Cíes, por exemplo, e iso engade un encanto que pode explicar o resultado». Las aves que pueblan la zona lo hacen después del esfuerzo, hace una década, por erradicar al «raposo das Lobeiras». Alguien había dejado allí varios zorros que habían atacado nidos y mermado la población de fauna autóctona, que ahora ha recuperado su esplendor.   

Ínsua estaría encantado de que el embarcadero de Lobeira Grande recibiera más visitas. Pero esa pretensión de buscar otros usos, enfocados al turismo o a la pesca, choca con la titularidad de los inmuebles, que pertenecen a la Autoridad Porturia. «Non se trata de invadir a zona ou cambiala, senón de facela máis atractiva e dala a coñecer», aporta el alcalde. Aunque tanto el Concello de Corcubión como la empresa de extracción de algas Porto Muíños desean revitalizar las illas Lobeira, por ahora son los cormoranes y las gaviotas, junto con lo escarpado del lugar, los elementos que conforman su atractivo. Que no es poco.

*La encuesta se cerró a las 17 horas del 27 de agosto, resultando vencedoras con 401 votos las Illas Lobeiras

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Illas Lobeiras, las favoritas de los gallegos