Investigan a una astronauta estadounidense por el que podría ser el primer delito cometido en el espacio

Anne McClain habría entrado en la cuenta bancaria de su expareja

La estación espacial china Tiangong-1 en órbita

La Voz

Una astronauta estadounidense, Anne McClain, está siendo investigada por acceder a una cuenta bancaria de su expareja, la también militar Summer Worden, durante su estancia en la Estación Espacial Internacional en el que sería el primer delito perpetrado en el espacio.

Worden y McClain se encuentran inmersas en un proceso de separación y custodia por su hijo de seis años desde hace casi un año. Por eso Worden se extrañó cuando comprobó que McClain sabía de sus movimientos bancarios. Tras preguntar, su banco le respondió que había accesos con su usuario desde ordenadores de la agencia espacial estadounidense, la NASA, informa el periódico The New York Times.

McClain, que pasó seis meses de misión en la Estación Espacial Internacional, ha reconocido a través de su asesoría legal que accedió a la cuenta desde el espacio, pero que simplemente era para controlar las cuentas de la pareja que todavía tenían juntas.

Fue entonces cuando Worden presentó una denuncia ante la Comisión Federal de Comercio y su familia presentó otra ante la Oficina de Inspección General de la NASA acusando a McClain de robo de identidad y acceso inapropiado a los registros financieros privados de Worden. La Oficina de Inspección General de la NASA ya se ha puesto en contacto con ambas.

Así llegamos a la Luna: El día en el que la humanidad dio el salto

Xavier Fonseca

El 20 de julio del año 1969, hace cincuenta años, dos astronautas de la misión Apollo 11, Armstrong y Aldrin, pisaron la Luna

A comienzos de la década de los cincuenta, la comunidad internacional se reunió para declarar que 1957 sería el Año Geofísico Mundial. Los países acordaron investigar la Tierra desde el exterior. En plena Guerra Fría, Estados Unidos usó toda la maquinaria propagandística para promocionar el Vanguard, su programa para crear el primer satélite. Los soviéticos fueron mucho más discretos. Por eso, cuando en octubre de 1957 la URSS puso en órbita el Sputnik, los americanos entraron en pánico. Nadie lo esperaba. Aún tendrían que soportar dos humillaciones más: ver por televisión cómo los soviéticos llevaban al espacio al primer ser vivo, la perra Laika, y a un hombre, Yuri Gagarin, en abril de 1961.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Tags
Comentarios

Investigan a una astronauta estadounidense por el que podría ser el primer delito cometido en el espacio