Una mermelada artesana elaborada en Galicia, tercera en el torneo mundial de confituras

Los productos de La Mariquita de Azúcar cautivaron en Francia

s. g.
vilagarcía / la voz

Triunfaron entre el público español con uno de sus productos estrella, la mermelada elaborada con camelia y espumoso de albariño, y hoy ya pueden presumir de haber cautivado a los paladares franceses más exigentes. Hace cuatro años, Yolanda Bóveda y su compañero sentimental y de emprendimiento, David Janza, no hubiesen esperado el reconocimiento internacional que están logrando en la actualidad con las mermeladas artesanales creadas bajo su firma, La Mariquita de Azúcar. Pero gracias al campeonato anual de confituras, desarrollado en la localidad francesa de Beaupuy, los artífices de esta empresa, que realizan sus elaboraciones entre Vilagarcía y Barro, han conseguido traspasar fronteras y mostrar fuera la calidad de sus mermeladas.

Con una confitura de melocotón, la fruta elegida por los organizadores de la edición número 11 del Championnat du Monde des Confiturades, chocolate blanco, canela de Ceilán, vainilla y Armagnac, La Mariquita de Azúcar se hizo con el tercer puesto de una de las categorías del certamen, la inusual, en la que los participantes debían ser creativos e innovar con los ingredientes. La otra categoría era la artesanal, formada por mermeladas de melocotón, limón y azúcar. Seis miembros de un jurado decidieron que, de casi 200 confituras, la creación de Yolanda y David tenía que llevarse el bronce. Pero sus elaboraciones no solo cautivaron a los expertos; también sorprendieron a las cerca de cuatro mil personas que se acercaron, durante el pasado fin de semana, al salón del evento francés. Además de la celebración del concurso, numerosas mermeladas expuestas en el recinto fueron premiadas en unos galardones paralelos al campeonato, en los que la empresa gallega repitió en el tercer lugar con una confitura de mango, piña y ron.

Estos y otros elementos son los que utiliza Yolanda Bóveda para destacar su objetivo de calidad en los productos que elabora junto a su marido, de los que hoy ya son conocedores artesanos y catadores profesionales y aficionados de Holanda, Inglaterra, Japón, México, Canadá, Chile y, por supuesto, Francia. «Para nosotros es muy importante haber concursado y ganado en un campeonato mundial como este, con participantes de mucho nivel, porque pudimos dar a conocer nuestras mermeladas fuera de España y hacer contactos con tiendas gourmet de otros lugares». Según Yolanda, llegar hasta el campeonato francés ha requerido de mucho trabajo y paciencia. «Ser emprendedor es complicado, pero si se hace con cariño y calidad, vale la pena».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Una mermelada artesana elaborada en Galicia, tercera en el torneo mundial de confituras