Ascienden a 46 los pacientes ingresados por listeriosis, cuatro en la UCI

Han tenido que adelantar un parto a las 33 semanas de gestación porque la mujer había contraido listeria tras comer un montadito de carne mechada


agencias

Un total de 46 personas permanecen ingresadas, cuatro de ellas en la UCI, por el brote de listeriosis causado por el consumo de carne mechada de la marca La Mechá, de Sevilla, según los informes actualizados este domingo por la Junta de Andalucía.

Todos los hospitalizados se encuentran en centros de Sevilla, 27 de ellos en el hospital Virgen del Rocío, uno de ellos, en la UCI; cinco más en el Virgen Macarena; otros cinco en Valme (uno en la UCI); uno más en la UCI del San Juan de Dios y ocho en el Hospital Nisa (uno en la UCI).

Hasta la fecha, la Consejería andaluza de Salud y Familias ha confirmado 71 casos por este brote, 57 en Sevilla, tres en Málaga, cinco en Huelva, tres en Granada y los tres restantes en Cádiz, según un comunicado de este departamento.

La Consejería de Salud y Familias decretó oficialmente el 15 de agosto una alerta sanitaria sobre el producto de carne mechada con el nombre comercial La Mechá, fabricado por la firma Magrudis, con domicilio en Sevilla capital, tras comprobar que era el agente causante de los brotes de listeriosis registrados en Sevilla en las últimas semanas.

Esta alerta sanitaria, «activada tras el desarrollo de los protocolos y de las inspecciones oportunas», según la Junta, ha significado la retirada del citado producto de la venta y consumo.

El fabricante de este alimento, causante del brote, «ha mantenido una colaboración estrecha con Salud Pública durante la investigación y ha comunicado a sus clientes estos mismos hechos», según el comunicado.

Salud ha recordado que el 16 de agosto, «el día siguiente a la activación de la alerta sanitaria y menos de 24 horas después de que ésta fuera decretada», el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, compareció ante los medios de comunicación, junto al subdirector de Protección de Salud, Jesús Peinado, para informar sobre el estado de las personas ingresadas y la evolución del brote.

«Aunque la investigación sobre listeria estaba en curso con anterioridad, no fue hasta el día 14 de agosto cuando Salud y Familias tuvo las evidencias sólidas que permitieron asociar sin duda la causa de los brotes a la carne mechada de la empresa en cuestión», subraya el comunicado.

La Consejería de Salud también ha remarcado que «hizo pública la alerta en menos de 24 horas tras obtener las evidencias definitivas: de haberla decretado antes podría haber incurrido en una irresponsabilidad de consecuencias graves».

Ha añadido que «todos los casos de listeriosis de los que ha tenido conocimiento han sido diagnosticados y están recibiendo la asistencia sanitaria oportuna».

Un parto adelantado tras contraer la bacteria

Según revela el diario ABC de Sevilla, una mujer embarazada de 33 semanas contrajo listeria tras comer con su marido y su hijo de tres años unos montaditos de carne mechada. Todo ocurrió en un bar del barrio de Los Remedios, en Sevilla, antes de iniciar sus vacaciones en Asturias. 

«Mi hijo de tres años, diarrea y vómitos; mi mujer fiebre, con picos de 39 y medio y yo unos dolores horribles en la garganta», relata Alejandro R. al citado diario

En Gijón, descubrieron que los tres tenían listeria. La familia decidió volver a Sevilla.El bebé estaba sano pero la placenta ya tenía listeriosis así que el equipo médico decidió adelantar el parto. El bebé se salvó tras una cesárea en la semana 33 de gestación.  

Otra mujer perdió a su bebé en Sevilla en el tercer trimestre de embarazo. Según ha confirmado la Consejería de Salud, la placenta estaba infectada por listeriosis. Ya se ha abierto una investigación aunque, por ahora, se ha desvinculado este caso del brote. 

Del plato a una enfermedad bacteriana

Elisa Álvarez

Una cooperativa vasca tuvo que retirar tres lotes de queso tras detectarse un caso de meningitis; no es tan raro, y la carne es el producto con más contaminaciones

En el 2018 se tuvieron que retirar tres lotes de queso de leche cruda de oveja, tras detectarse un caso en Madrid de una persona que contrajo meningitis bacteriana tras consumir este producto. La culpable fue la bacteria Listeria monocytogenes, pero no es la única que puede ingerirse en alimentos y provocar una enfermedad.

El hecho de que un alimento esté contaminado no quiere decir que la persona que lo ingiere vaya a desarrollar una meningitis bacteriana con total seguridad. Lo explica Antonio Pose, el jefe del servicio de medicina interna del CHUS, «en cualquier toxiinfección alimentaria hay una resistencia natural, afortunadamente. Lo vemos de forma clara en un banquete de boda, por ejemplo, en donde más o menos se infectan la mitad de los invitados que hayan ingerido el alimento», explica.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Ascienden a 46 los pacientes ingresados por listeriosis, cuatro en la UCI