De luchar contra la artritis a clasificarse para Miss Inglaterra

Eleanor es la primera joven con una prótesis de cadera que se clasifica en el concurso y conciencia sobre la enfermedad


La Voz

 «Soy la primera con una cadera de titanio en subirse a la pasarela de Miss Inglaterra, y espero no ser la última». Habla Eleanor Farr, una joven británica de 24 años. Su vida estos dos últimos años no fue sencilla. Un fatal brote de artritis juvenil que afectó a todas sus articulaciones, excepto su mandíbula, la obligó a dejar sus estudios para ser fotógrafa profesional mientras no encontraba la medicación adecuada. «No era capaz ni de vestirme por mí misma», señala en sus publicaciones en Instagram. Eleanor decidió narrar su enfermedad a través de las redes sociales, de forma que se apoyaba en la comunidad que también sufría esa enfermedad autoinmune. Después de varios tratamientos fallidos, los médicos encontraron la clave para que entrara en remisión: el rituximab. «Me devolvió la vida. Fue mi salvador», comenta. Gracias a este tratamiento biológico, Eleanor recuperó su vida. No sin daños colaterales. Las altas dosis de corticoides le produjeron osteoporosis en una de sus caderas. Una prótesis fue su única solución.

Eleanor, confiesa, nunca se había sentido lo suficientemente guapa, y mientras sufría el brote de artritis, su autoestima cayó todavía más. Pero después de luchar tanto tiempo y ver que volvía a ser ella misma, decidió apostar por algo que llevaba ya un tiempo en su mente: presentarse al concurso de Miss Inglaterra.

Para ese momento, Eleanor ya era conocida en las redes sociales, donde sus publicaciones ofrecían un halo de luz a aquellos que todavía no habían dado con el tratamiento adecuado. Así que aprovechó su candidatura a este concurso de belleza para concienciar sobre la lucha contra la artritis. «No permitáis que las cicatrices del pasado -mentales, físicas o emocionales- os impidan hacer grandes cosas», afirmaba.

«Eleanor merecía un hueco en la final de Miss Inglaterra», reconoce al Daily Mail el director del concurso. Y así fue, la joven no solo llego a la última fase, sino que se clasificó entre las 20 favoritas. «Aunque no he podido llevarme la corona a casa, sí he podido concienciar sobre la artritis juvenil», decía entusiasmada en una de sus fotos de Instagram. Su particular candidatura le permitió recorrer diferentes canales de televisión hablando abiertamente sobre la enfermedad. Su lema: «No permitas que la artritis te gane la batalla». 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

De luchar contra la artritis a clasificarse para Miss Inglaterra