El aliado natural de Greta Thunberg en su viaje por el Atlántico

Cruzar el oceáno a bordo del velero no sería posible en agosto, en plena actividad ciclónica

;
Greta Thunberg, cruzará el Atlántico a bordo de un velero de competición Dos semanas de viaje desde Reino Unido hasta Nueva York, donde se celebra la cumbre de acción climática de la ONU

Cuando luchas por salvar el clima, el tiempo puede ser tu aliado. Este podría ser el titular de la aventura que la activista sueca Greta Thunberg protagonizará por el Atlántico a bordo de un velero de cero emisiones para asistir a la próxima cumbre de cambio climático en Nueva York, que se celebrará en septiembre. Una de las decisiones personales que Thunberg tomó como activista para reducir su huella de carbono fue rechazar los aviones. Un gesto que otros muchos en su país han seguido. En Suecia se habla ya abiertamente del fenómeno flyghkam, que significa «vergüenza de volar». El número de pasajeros en el país escandinavo se ha reducido en un 8 % en el último año, según la organización WWF.

Hasta ahora Thunberg ha estado utilizado el tren para transmitir su mensaje contra el cambio climático por los diferentes países de Europa. Algo por el que ha sido nominada al Nobel de la Paz. Claro que cruzar el Atlántico es otra cosa, sobre todo si lo hace en agosto, en plena temporada de tormentas tropicales. Colón lo hizo en agosto de 1492 y la influencia de la Pequeña Edad de Hielo evitó que se topase con alguna.

Sin embargo, el barco de la familia real de Mónaco en el que viaja Thunberg no se encontrará con potentes sistemas de bajas presiones que podrían representar una amenaza muy seria. De hecho, la temporada ciclónica está siendo hasta el momento bastante tranquila debido al fenómeno del Niño. 

Siempre que surge este evento oceánico aumenta la fuerza de la cizalladura, los vientos que soplan en altura. Estos vientos impiden que puedan desarrollarse con tanta facilidad. Eso sí, el Niño ya ha desaparecido y la actividad ciclónica podría empezar a intensificarse a partir de ahora. No parece, de todas formas, que vaya a ocurrir de forma inminente. Por tanto, el viaje será movido en algunos momentos pero sin encontrarse con ninguno de estos gigantes de la atmósfera. La propia Thunberg ha subido un comentario en su cuenta de Twitter en el que señala que «el pronóstico del tiempo es bueno».

Malizia, el velero de competición capitaneado por el alemán Boris Herrmann y el hijo menor de Carolina de Mónaco, Pierre Casiraghi, genera toda la electricidad que consume por medio de paneles solares y turbinas bajo el agua, pero no cuenta con baños a bordo y tan solo unos estrechos camastros para dormir. 

«Hicimos un una prueba de navegación hace dos días, salimos durante varias horas y no me sentí mal. Me mareé durante uno o dos minutos, y luego estuve bien», narró a los medios la adolescente, que se ha tomado un año sabático en el colegio. «Nunca he hecho nada como esto, no puedo decir cómo va a ser este reto, voy a tener que descubrirlo», agregó.

El padre de la ecologista sueca, Svante Thunberg, y el cineasta Nathan Grossman también se unirán al primer viaje náutico de GretaThunberg, cuya duración dependerá de las condiciones climáticas. 

Greta Thunberg: la niña que empezó la revuelta juvenil por el clima

Alfonso Torices / Colpisa
;
El fenómeno Greta Thunberg traspasa fronteras La adolescente sueca, considerada ya como un símbolo de la lucha contra el calentamiento global, se ha convertido en fuente de inspiración para muchos adolescentes

Esta adolescente menuda y con síndrome de Asperger ha puesto en ridículo a los líderes mundiales y ha concienciado a los más jóvenes activando las protestas en todo el mundo para que los Gobiernos pasen a la acción

«Ustedes dicen que aman a sus hijos, pero les están robando su futuro ante sus propios ojos». La frase, dura, sincera y sin concesiones, como todo el discurso de Greta Thunberg, dejó estupefactos, el pasado 12 de diciembre, a los líderes mundiales, que tuvieron que escuchar, en Katowice (Polonia), como una adolescente de 15 años los avergonzaba delante de todo el planeta por ser incapaces de impulsar con decisión el Acuerdo de París para frenar el calentamiento global, el problema más grave al que se enfrenta el ser humano.

Fueron tres minutos de golpes verbales directos a la mandíbula de los poderosos que, en cuestión de horas y días, arrasaron las redes sociales con millones de descargas, y que han logrado poner en marcha en un tiempo récord una revuelta juvenil planetaria para obligar a los Gobiernos a escuchar las alarmas de los científicos y a actuar de inmediato contra el cambio climático. El mensaje de esta estudiante sueca de Secundaria, que será asumido hoy por millones de jóvenes en una huelga climática planetaria, es claro y directo. Los políticos y empresas «han fallado» y sus promesas son vacías e interesadas, lo que está en juego es el futuro de las nuevas generaciones, y ha llegado el momento de pasar a la acción para obligarles a rectificar.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El aliado natural de Greta Thunberg en su viaje por el Atlántico