Un corredor de aire frío hacia Galicia

Este fin de semana se esperan chaparrones y un descenso de las temperaturas. A partir del lunes reaparece el anticiclón


La situación meteorológica del pasado jueves representa muy bien a este verano tan inestable en Galicia. En una sola jornada hubo lluvias de origen tropical, mínimas por encima de los veinte grados, aire cálido y fuertes vientos. Todo ello acompañado de una sensación muy incomoda de bochorno.

Las precipitaciones que cayeron esta semana superaron los valores que suelen caer en todo agosto. En algunos puntos de la costa oeste se alcanzaron los 80 litros por metro cuadrado, mientras que las rachas llegaron a 120 kilómetros por hora. La combinación de aire cálido y vientos del suroeste provocó que la temperatura más alta se alcanzase en Ribadeo, algo muy poco habitual.

La configuración tan impropia del verano llevaba la firma de una borrasca bastante profunda para la época del año, que en estos momentos se aleja de la comunidad. Pero antes dejará unas últimas horas más de inestabilidad.

El sistema de bajas presiones se está moviendo ahora mismo hacia el norte, desplazando las lluvias al Reino Unido. Al mismo tiempo, el anticiclón de las Azores comienza a subir en latitud hasta situarse al oeste de la Península. La posición actual de los sistemas de altas y bajas presiones creará un corredor de vientos del noroeste, que desplazará aire frío de origen polar. A pesar de que procede del polo norte, la masa de aire que desciende por el pasillo de isobaras no está tan gélida como en invierno.

Eso sí, el cambio en la dirección del viento tendrá un efecto notable respecto a las condiciones meteorológicas de los últimos días. El viento del norte retirará la masa de aire cálido y la humedad de origen tropical. Como consecuencia, descenderán las temperaturas, sobre todo las nocturnas, las que estaban marcando valores muy altos. Los gallegos podrán conciliar el sueño sin problema. Las mínimas estarán por debajo de los veinte grados, tanto en la mitad norte como en el sur.

El aire frío que llegará a través de los vientos del noroeste también ejercerá de motor de inestabilidad. El sábado y, sobre todo, el domingo existe una probabilidad elevada de que puedan caer algunos chaparrones acompañados de tormenta en la provincia de A Coruña, especialmente durante la segunda mitad de la jornada.

Anticiclón

Los modelos meteorológicos insisten en que la semana que viene el anticiclón de las Azores podría reforzarse. Su influencia no será demasiado intensas pero sí lo suficiente para que Galicia encadena varios días consecutivos con tiempo seco.

A medio plazo la comunidad gallega recuperaría la situación asociada a la circulación del nordés. Las nubes serían más frecuentes en el extremo norte y el cielo quedaría despejado en el sur. Las temperaturas máximas serían elevadas en el interior y las mínimas dentro de la media en esta época del año. Una normalidad que brilla por su ausencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Un corredor de aire frío hacia Galicia