No, el tiempo en otoño no será mejor

La atmósfera no tiene memoria y, por tanto, no compensará a los gallegos por la situación actual


Ya se ha consumido casi la primera decena de agosto y, a estas alturas, muchos gallegos empiezan a dar el verano por perdido. Un comentario muy habitual en estas últimas semanas asegura: «Ya vendrá el calor en septiembre y octubre». Pero en lo referente al tiempo atmosférico, las cosas nunca son lo que parecen ni tampoco lo que uno desearía. Por ejemplo, la percepción generalizada reconoce julio como un mes malo. Sin embargo, el balance de MeteoGalicia señala que fue cálido y ligeramente más seco de lo habitual. La meteorología es un ciencia de sensaciones que a menudo se vienen abajo en cuanto se contrastan con la frialdad de los datos.

En cuanto al otoño, hay que decir que no existe una ley de compensación. La atmósfera no tiene memoria, mucho menos por estas latitudes. Lo que está pasando ahora no tendrá nada que ver con la situación de la próxima estación.Y si finalmente resulta que a partir de septiembre vienen unos meses más cálidos y secos de lo habitual no será porque la atmosféra quiera ser justa y compensar el comportamiento que ha tenido durante el período estival.

El verano está siendo inestable por la presencia de aire frío en el Atlántico norte que dificulta que el anticiclón de las Azores se encuentre con fuerza y puede generar tiempo seco de forma prolongada y no a cuentagotas, como ocurre actualmente. Ese aire gélido que ronda cerca de la comunidad gallega podría estar anunciando un otoño bastante movido en lo meteorológico, ya que a medida que vaya descendiendo la radiación solar en el hemsiferio boreal ese aire frío será fuente de alimentación de profundas borrascas, del tipo que dejó ayer fuertes lluvias.

Claro que esto representa solo una posibilidad. Otra igual de válida sería que las altas presiones recuperen el protagonismo que no han tenido en los últimos dos meses y permitan que Galicia pueda disfrutar de los típicos veranillos de San Miguel y San Martín, en los que durante una semana se impone el sol y las altas temperaturas.

Después del fin de semana, en el que habrá una nueva situación de tiempo cambiante y con lluvias, a partir del lunes regresa la circulación del nordés, que siempre trae de la mano el anticiclón. Y parece, además, que Galicia notará su influencia en forma de cuña al menos hasta el próximo viernes. Por tanto, hasta cinco días seguidos. Esto sería toda una novedad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

No, el tiempo en otoño no será mejor