Algo nuevo está pasando en el ciclo del agua

Un estudio reciente revela cambios en la distribución del ciclo hidrológico en Estados Unidos, un proceso que afectará también a Galicia

El río Miño a su paso por Tui
El río Miño a su paso por Tui

El agua está en constante movimiento a través del ciclo hidrológico. Cuando se evapora pasar a formar parte de la atmósfera, donde viaja miles de kilómetros hasta volver a precipitar en la superficie. Esta circulación se produce también en tierra. El agua es transportada por los ríos o infiltrada en los acuíferos. Ahora, el cambio climático está alterando este equilibrio, acelerándolo.

En Estados Unidos un estudio reciente ha creado un mapa que muestra las zonas donde hoy el agua se mueve más rápidamente. «Esta intensificación débese principalmente a un aumento na evaporación como resultado do incremento na temperatura. Ademais, un aire máis quente terá unha maior capacidade para conter auga, case un sete por cento máis por cada grao incrementado. En consecuencia a cantidade de vapor de auga na atmosfera aumenta», explica Damián Insua, investigador del grupo de Física Non Lineal de la Universidade de Santiago.

Con una atmósfera más húmeda la comunidad científica espera que la cantidad de agua precipitable también se incremente. Existe bastante incertidumbre sobre cuánto podría ser pero el valor que se maneja actualmente oscila entre el uno y el dos por ciento por cada grado que suba la temperatura media global. «O que parece claro é que o aumento na evaporación non vai ter as mesmas consecuencias en todas as partes do planeta. En xeral, esperamos que as zonas húmidas sexan cada vez máis húmidas e a as secas cada vez máis secas», asegura Insua.

Allí, donde la dinámica atmosférica sea favorable para la formación de nubes, el aumento del contenido de la humedad dará lugar a una mayor cantidad de precipitación. Sin embargo, en las zonas donde poco propicias, como por ejemplo en el cinturón de anticiclones subtropicales, el aumento de la evaporación reducirá el contenido de humedad, aumentando el riesgo de sequías. «En Galicia, por exemplo, durante o verán acostumamos a estar influenciados polo anticiclón das Azores, e as precipitacións normalmente son escasas. Polo tanto o aumento na evaporación dará lugar a un solo máis seco no verán, aumentando tamén o risco de incendio», advierte el investigador.

El cambio en el régimen de precipitaciones, que tenderá a concentrarse en cortos períodos de tiempo provocará que aumente la escorrentía pero disminuya la infiltración, afectando a la cantidad de agua subterránea. «Isto pode ter consecuencias negativas, especialmente na agricultura. Por este motivo dise que a calidade da precipitación vai empeorar, anulando o posible efecto positivo que tería un aumento na cantidade total», sostiene el físico gallego.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Algo nuevo está pasando en el ciclo del agua