Papá, deja el móvil y hazme caso

ARHOE, la Comisión para la Racionalización de los Horarios Españoles, ha publicado las conclusiones del programa «Carta a mis papás»


la voz

Soledad, tristeza, preocupación, decepción, incomodidad, miedo, apatía y malestar son solo algunos de los sentimientos que han expresado los niños por no poder pasar más tiempo con sus padres.

¿Cómo solucionar este problema? Los más pequeños lo tienen claro: piden a sus padres que dejen el móvil y les hagan caso cuando lleguen a casa, ya que sienten que estos pasan «demasiado» tiempo con los teléfonos y se sienten desplazados y desatendidos. De igual modo, consideran que en casa se ve demasiado la televisión y que ese tiempo podrían aprovecharlo para jugar con ellos o hablar de cómo ha ido el día o de «sus cosas». Otras propuestas de los menores, respecto a lo que sus progenitores podrían hacer para aumentar los momentos en familia, fueron: organizar mejor el tiempo que pasan en casa, repartir las tareas domésticas entre todos o cambiar el horario de trabajo.

Son solo algunas de las conclusiones del programa «Carta a mis papás» realizado por ARHOE, la Comisión para la Racionalización de los Horarios Españoles, con la finalidad de reflexionar sobre el tiempo que los menores comparten con sus progenitores, qué dificultades impiden hacerlo, qué soluciones proponen para ampliar los momentos en familia y qué actividades les gustaría realizar con ellos. 

Estudiantes de Educación Primaria y ESO escribieron una carta dirigida a sus padres y, entre los obstáculos que les impiden compartir más tiempo con sus padres, los niños señalaron, en este orden: 1. El trabajo y sus horarios; 2. Las tareas domésticas; 3. El móvil, la televisión, el ordenador y la tablet; 4. Los largos desplazamientos entre el trabajo y casa; 5. El exceso de deberes y de actividades extraescolares; 6. Los hermanos (los pequeños, sobre todo); y 7. La necesidad de dinero.

En cuanto a qué actividades les gustaría realizar con sus padres la gran mayoría de los niños coinciden en estas, que requieren tiempo: viajar en familia y hacer excursiones; practicar y ver deporte; jugar; ir a zoológicos y parques de atracciones y leer cuentos, pintar o dibujar. 

En las respuestas se evidencia el efecto de los roles que desempeña cada progenitor en la familia, siendo las barreras derivadas de las tareas domésticas y los cuidados las que afectan a las madres, mientras que las laborales (horarios, ganar dinero, distancia del lugar de trabajo, etc.) son las correspondientes a los padres.

¿Cuánto tiempo compartimos con nuestros hijos?

El programa también tenía la vertiente paternal. El cuestionario online «¿Cuánto tiempo compartimos con nuestros hijos?», ha permitido conocer los hábitos y necesidades de los progenitores respecto a las relaciones que mantienen con sus hijos y el tiempo que les dedican.

Casi un 70?% de los progenitores reclama más tiempo para dedicar mayores atenciones y cuidados a sus hijos. Esta percepción es vivida por el 66,67?% de forma inquietante e incluso dramática. El trabajo y las tareas domésticas son los mayores obstáculos para alcanzar la conciliación. El estrés y el cansancio son también un impedimento a la hora de dedicar tiempo a los menores.

Aún así, nueve de cada diez progenitores afirman tener en su mano recursos para aumentar dicho tiempo compartido; más de un cuarto desconectándose de algún dispositivo tecnológico y más de un tercio renunciando al tiempo de ocio.

Al Gobierno y a las empresas las personas les piden, fundamentalmente, y en el ámbito laboral, flexibilidad de entrada y salida, así como la adecuación de los horarios laborales con los escolares.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Papá, deja el móvil y hazme caso