El calor traslada a Groenlandia al 2050 y Galicia sufrirá las consecuencias

Las altas temperaturas de los próximos días producirán un deshielo masivo que elevará el nivel del mar hasta registrar valores no previstos hasta mediados de siglo. Esta situación afectará al tiempo atmosférico


En la última semana varios países de Europa registraron la temperatura más alta de su historia. Ayer la Met Office, el servicio meteorológico británico, confirmaba que los 38,7 grados que se midieron el pasado día 25 de julio en la estación del jardín botánico de Cambridge, supone el nuevo récord de un valor máximo. También se alcanzaron cifras sin precedentes en Holanda y Francia, donde se llegaron hasta los 42,6 grados. 

El responsable de la ola calor que afectó al continente es el mismo que no permite que el sol y el calor despeguen en Galicia, el jet stream o corriente en chorro. La circulación meriodional, con meandros, canalizó aire cálido hacia el interior de Europa. Mientras tanto, la parte descendente, que coincide en el Atlántico, empuja sucesivas masas de aire frío que evitan que el anticiclón de las Azores pueda ascender en latitud. Esto explica el porqué de las condiciones tan inestables en la comunidad gallega mientras el resto de España y Europa sufren un calor insoportable.

Ahora, el aire africano que elevó el mercurio en el continente se ha trasladado al extremo norte, concretamente a Groenlandia. La previsión señala que las máximas podrían superar los 25 grados, muy por encima de las cifras habituales en el Círculo Polar Ártico. La ola de calor, que se va a prolongar durante cinco días, producirá según los modelos un evento masivo de deshielo en Groenlandia. Se prevé que se puedan derretir 40 gigatones de hielo, lo que equivale a 40.000.000.000.000 litros de auga. Ese 4 seguido de 13 ceros convertidos a caudal suponen más de nueve mil metros cúbicos por segundo, unas 270 veces el río Miño. Si estos litros se reparten entre todos los océanos de la Tierra, durante los próximos días el nivel del mar subirá 0,11 milímetros. 

No todo el hielo que se derrite aumenta el nivel del mar. Según el principio de Arquímedes el  que hay sobre el océano no tiene efectos, de la misma forma que un cubito de hielo que se derrite en un vaso de agua no aumenta su volumen. En este sentido, solo el hielo que está sobre la superficie terrestre, como el de Groenlandia o la Antártida, tiene influencia en el nivel del mar. El retroceso del hielo en el Polo Norte ya ha alcanzando este verano unos niveles no previstos hasta el 2050 en el peor de los escenarios propuestos por los modelos climáticos, una situación que se agravará durante los próximos días. 

Lo que está sucendiendo en Groenlandia también tendrá efectos en la dinámica atmosférica. La circulación meridional de la corriente en chorro impulsa el aire cálido a las zonas árticas que provoca calentamiento y deshielo. Esto a su vez mantiene el modo meridional del jet stream. Y mientras la situación siga así las altas presiones de las Azores seguirán débiles y el tiempo en Galicia se mantendrá cambiante e inestable. 

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
31 votos
Comentarios

El calor traslada a Groenlandia al 2050 y Galicia sufrirá las consecuencias