El martes vuelve el verano a Galicia

Mañana será un día de transición con cielos despejados y ascenso de temperaturas


REDACCION / LA VOZ

Galicia va de frente en frente y de borrasca en borrasca. No tira porque la lleve la corriente, pero sí las nubes y los chubascos. Otra vez, nuestra comunidad ha sido uno de los refugios en medio de la ola de calor que ha batido récords históricos en Europa.

El último fin de semana de julio está cortado por los mismos patrones que han dejado un mes para nada veraniego y marcado por la inestabilidad.

«Las nubes se irán retirando poco a poco a lo largo de una jornada más despejada en el noroeste», explica Carlos Otero desde MeteoGalicia. Los termómetros seguirán con el descenso establecido en las últimas horas, con unas máximas que no superarán los 25 grados.

«Mañana será un día sin lluvias, de cielos más abiertos y de estabilidad, aunque esa estabilidad será transitoria. Entra una nueva borrasca, un nuevo centro de bajas presiones que se profundiza en el Atlántico y se aproxima por el oeste a Galicia, dejando lluvias en la madrugada del domingo al lunes», explica Otero. Es decir, un domingo que supondrá un respiro a la espera de que el martes vuelva el verano. Eso sí, no sabemos por cuánto tiempo.

«A nosotros nos está tocando este año una situación mucho más cambiante. Nos llegan flujos de aire del norte que arrastran más inestabilidad, mientras que en el este, en la zona del Mediterráneo y en Europa, los flujos de sur a norte hacen que sufran esas olas de calor. En Galicia estamos viviendo un julio nada normal, aunque parecido al del año pasado», aseguran desde MeteoGalicia.

¿Cómo vendrá el mes de agosto? «Comenzamos con una configuración más habitual y menos cambiante. Con influencia anticiclónica y tiempo más seco. Que esa situación vaya a persistir no podemos decirlo». 

Una Europa de récord

Mientras tanto, la ola de calor se despide de Europa dejando unas marcas nunca vistas en los termómetros de algunos lugares. París, con 42,6 grados, ha batido los 40,4 registrados en 1947. Alemania ha superado los 41 grados por primera vez desde que hay registros. 41,6 marcaban los termómetros en Lingen, en Baja Sajonia. La localidad holandesa de Deelen, al este del país, ha batido otro hito con 41,7 grados. En Bélgica nunca habían tenido unas temperaturas tan elevadas que han superado los 40 grados.

¿Por qué el verano está siendo tan inestable en Galicia?

Xavier Fonseca
Cruceros entre la niebla
Cruceros entre la niebla

El buen tiempo en Galicia no acaba de levantar cabeza. Las situaciones de sol y calor se cuentan con los dedos de una mano y, cuando se registra alguna, no es capaz de mantenerse ni tres días consecutivos en la comunidad. Y la previsión a medio plazo señala que llegarán dos nuevas borrascas, este jueves y el sábado. Todo esto mientras el resto de España y Europa registra temperaturas muy altas.

¿Qué está pasando?

El responsable de las condiciones tan inestables de los últimos meses es el anticiclón de las Azores, que se encuentra mucho más debilitado de lo habitual en esta época del año. Esto produce las sucesivas configuraciones de nubes, nieblas y tormentas. «A corrente en chorro atópase moi meridional, xerando grandes ondas», apunta Juan Añel, investigador en ciencias atmosféricas del grupo Ephyslab de la Universidade de Vigo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El martes vuelve el verano a Galicia