El videojuego que internacionalizará la Torre de Hércules y la Catedral

SOCIEDAD

MARCOS MÍGUEZ

«The Waylanders» presenta una Galicia mágica en las épocas celta y medieval

14 ago 2019 . Actualizado a las 11:52 h.

A veces uno no es capaz de apreciar lo suficiente todo lo que tiene. Fernando, Sergio y Javier sí supieron darse cuenta del valor incalculable de la cultura popular gallega. Estos tres coruñeses decidieron trasladarlo a un videojuego que pondrá a Galicia en el punto de mira internacional. The Waylanders es un juego de rol producido por la productora coruñesa Gato Studio en el que se narran las aventuras de un personaje a lo largo de la Galicia celta y medieval, que ha de ir en busca de la magia.

Aunque son varios los monumentos y localizaciones gallegas que se muestran a lo largo del videojuego, hay dos que cobran verdadera importancia: la Torre de Hércules y la Catedral de Santiago. La primera «es la protagonista de la época celta, que se localiza en la ciudad de Brigantia. Además de un faro, es el punto de partida del videojuego. La propia construcción de la Catedral es el eje central de la época medieval», explica Sergio Prieto, uno de los creadores de The Waylanders. Los jugadores también podrán presenciar recreaciones de «la Cascada de Ézaro, A Illa de Ons, el cabo Fisterra e incluso las Médulas, que aunque ahora no pertenecen a Galicia, sí lo hacían en la época medieval», añade Fernando, el otro autor.

c

El videojuego es el resultado de una profunda investigación sobre las leyendas celtas de Galicia. «Estamos muy acostumbrados a jugar historias ambientadas en la época medieval en Centroeuropa. Pero un día me di cuenta de que nosotros teníamos una historia muy rica y que casi nadie conocía», explica Fernando. Por su parte, Sergio, que reconoce que siempre le había interesado la mitología, añade que «en cada esquina de Galicia hay una leyenda. La unión sentimental que tengo con todos estos sitios me ayuda a definirlos mejor en el videojuego». Como anécdota recuerda que Emily Grace Buck, una de las guionistas del videojuego, al estar en la cascada del Ézaro, le dijo: «Cada vez que vengo a esta zona entiendo un poco más por qué los gallegos tenéis ese apego tan fuerte con la magia».