Playa, y «se chove, que chova»

La imagen de Riazor llena a pesar del cielo cubierto ilustra muy bien lo que está siendo el verano en Galicia

Playa de Riazor esta tarde
Playa de Riazor esta tarde

El gran ausente de este verano está siendo, sin duda, el anticiclón de las Azores. El viento no termina de soplar del nordés y, de esta forma, en muchas zonas de Galicia resulta casi imposible que haya sol y altas temperaturas. Los gallegos de la costa norte llevan demasiados días esperando a que llegue el buen tiempo. Pero la paciencia se ha agotado. A estas alturas hay que ir a la playa y «se chove, que chova». Este jueves, el viento del componente norte ha generando nubes bajas, nieblas e incluso lluvias de tipo orballo. A pesar de todo, la playa de Riazor presentaba un aspecto espectacular. Al fin y al cabo la sensación térmica era agradable. La imagen del arenal coruñés ilustra muy bien lo que está sucediendo con la meteorología este verano en la comunidad gallega. Desde junio estamos subidos a una montaña rusa meteorológica que no parece tener fin. Una situación que se está cebando sobre todo con la costa de A Coruña y Lugo, donde disfrutar de unas horas de sol sale muy caro.

La previsión a corto plazo no presenta grandes novedades. La comunidad seguirá a medio camino entre altas y bajas presiones y con un fuerte contraste entre la Galicia del norte y del sur, cuyo límite fija la localidad de Padrón.

Una anomalía inédita desde 1900 está detrás del tiempo en Galicia

Xavier Fonseca

La configuración actual de la Oscilación del Atlántico Norte explica el comportamiento del anticiclón de las Azores, que genera una meteorología muy cambiante

Desde hace meses la meteorología en Galicia se ha estado comportando como una auténtica montaña rusa, y durante el período estival el tiempo no está siendo precisamente como uno esperaría. Junio ha sido el más frío de los últimos 22 años y julio mantiene la misma tendencia. Al menos ahora el viento vuelve a soplar del nordés, imprescindible para que haya sol y calor.

El anticiclón de las Azores es el responsable de las condiciones tan cambiantes y de que la comunidad gallega no haya conseguido acumular diez días consecutivos secos y cálidos. Las altas presiones no terminan de situarse donde deberían, al oeste y al norte de la Península.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Playa, y «se chove, que chova»