Un guardia controla a los instagramers en una mina abandonada de Ourense

Las fotos del lago azul de una antigua cantera de Cartelle se multiplican en las redes, pese a estar prohibida la entrada

r. n.
ourense / la voz

Ourense tiene su propio Monte Neme. Se trata de una cantera situada en el municipio de Cartelle donde, afortunadamente, no está tan extendida la costumbre de bañarse, como ocurre en la Costa da Morte, donde hay quien ignora que las aguas son tóxicas. Lo que sí comparte la mina ourensana con la coruñesa es la capacidad de atraer a usuarios de redes sociales dispuestos a entrar en una propiedad privada para hacerse una foto junto al espectacular lago azul que se ha generado en la cantera con el paso de los años. Aunque ahora no hay actividad en la mina, sigue siendo peligroso visitar el lugar. La empresa Prebetong mantiene la licencia de explotación, a pesar de no realizar ningún tipo de trabajo en ella en estos momentos.

Cuando Facebook, Pinterest o Instagram convirtieron a Cartelle en un hastag, aumentó la afluencia de personas que acudían a sacarse fotos a la cantera. La empresa responsable tuvo que poner un vigilante porque la valla que rodea las instalaciones no era lo suficientemente disuasoria. Ni los carteles advirtiendo de peligro evitaban que la gente la saltara -o incluso la cortara- con tal de conseguir la instantánea perfecta. Comenta el guardia de seguridad, que lleva trabajando desde marzo, que llegó a ver incluso a novios, vestidos con la ropa de su boda, accediendo al lago para hacerse fotos para el álbum.

El alcalde de este municipio ourensano, Jaime Sousa, afirma que el Ayuntamiento no tiene nada que ver con la explotación de la mina, que depende de una concesión en virtud de la que una empresa minera paga anualmente una cantidad a una asociación de comuneros. «Yo desearía que nos la cediesen al Concello para hacer allí algo turístico, que se presta, por naturaleza propia, pero la concesión la tiene la empresa», asegura. La concesión inicial tenía una duración de quince años, que se renovó hace dos por el mismo período de tiempo. Sousa asegura que la empresa hace todo lo posible por mantener la seguridad de una zona que, hay que recordar, es privada: acceder a ella sin permiso es delito, aunque esté en un monte comunal.

A la cantera solo se puede entrar saltando la valla que la circunda, pero hay que gente que opta por ir con unas tenazas y cortarla. La empresa no gana para reponerla. «Cuando alguien entra por la noche y rompe la valla, ellos lo arreglan al momento», señala Sousa. A esa barrera física hay que añadir la presencia de un guardia de seguridad, de marzo a septiembre, que la empresa tuvo que contratar hace años debido a que el número de personas que se acercaban al lugar no paraba de crecer, sobre todo en verano.

La concesionaria de la mina ha intentado parar la corriente de curiosos recurriendo al Concello y a la Guardia Civil. Cada vez que pillan a un intruso en la zona, presentan la correspondiente denuncia. Aún así, Cartelle sigue en la hoja de ruta de los influencers que buscan aguas cristalinas.

Menos de 3.000 habitantes

La cantera del lago azul ha dado fama en las redes sociales a un concello que tiene menos de tres mil habitantes. A la empresa concesionaria le preocupa que la gente que se cuela tenga un accidente, pero señalan que el agua no es tóxica.

«Vanse pasando a pelota, pero Monte Neme segue igual»

F.R./ T.?L.

É unha das voces autorizadas para falar de Monte Neme. Adrián Eirís ten 37 anos, reside en Carballo e é o coordinador e voceiro da Plataforma pola Defensa do Monte Neme. E onte falou da polémica suscitada por varios instagramers en Radio Voz Bergantiños.

-Toda a vida falándose de Monte Neme e agora ponse de moda grazas a Instagram.

-A nosa visión de Monte Neme é moi diferente á existente. Hai unha parte patrimonial e medioambiental que hai que coidar e protexer. O problema é que se persiste en que continúen así as cousas.

-Concellos, Xunta... Todos din que hai que facer algo, pero ninguén parece coller o touro polos cornos.

-É unha situación burocrática complicada. Vanse pasando a pelota uns aos outros, pero Monte Neme segue igual. Nós estamos investigando o estado real do entorno dende o punto de vista legal e xurídico.

-Cal é a súa percepción?

-É complicado porque se trata dun proceso xudicial complexo porque os últimos donos que xestionaron o xacemento non parecen responder [dende o punto de vista patrimonial]. Tamén hai un seguro e está o papel da Xunta como responsable civil subsidiario. A Xunta considera que os propietarios lexítimos onde se atopa a antiga mina e canteira son os que teñen que responder se sucede algo en Monte Neme, pero nós cremos que o responsable último é a Xunta como responsable civil subsidiario.

-É unha mágoa que se fale de Monte Neme polas balsas, cando é un entorno cun rico patrimonio.

-Ten unha situación privilexiada, preto do mar, dende podes ver o litoral de Carballo e a comarca de Bergantiños. Tamén ten toda unha historia vinculada ao wolframio e non falo só dos nazis, senón de Carballo como cidade, que pasou dus poucos miles de habitantes a máis de dez mil en pouco tempo. E logo está que Monte Neme ten un rico patrimonio arqueolóxico e inmaterial como a Eira das Meigas e todo o que ten que ver coas lendas das meigas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un guardia controla a los instagramers en una mina abandonada de Ourense