Captado un rayo verde desde Malpica

Se trata de un fenómeno escurridizo porque el destello aparece en el limbo superior de la estrella


Los aficionados a la astrofotografía tenían la noche del pasado martes una cita con la Luna. Ana García, fotógrafa de La Voz, acudió al encuentro con el objetivo de inmortalizar el eclipse. Pero antes de que el Sol diese paso al satélite, le aguardaba una sorpresa. «Estaba en el Monte de San Adrián, en Malpica, y comencé a fotografiar la puesta de sol mientras esperaba por el eclipse y pude capturar un rayo verde. No es la primera vez que consigo inmortalizarlo pero siempre supone una satisfacción personal captar este tipo de fenómenos», explica. La noche fue muy productiva porque también pudo fotografiar el eclipse lunar parcial. «Aunque estaba nublado hubo momentos con el cielo despejado que permitieron verlo», asegura.

El verde que asoma en la parte superior del sol en la instantánea representa uno de los dos tipos de rayo verde que existen. Está el último destello que aparece justo antes de que el astro desaparezca por el horizonte, el más perseguido, y otro que surge en el limbo superior del astro. En ambos casos, se trata de un evento óptico bastante escurridizo ya que tienen que darse las condiciones adecuadas para poder observarlo, sobre una atmósfera muy limpia, una situación que últimamente brilla por su ausencia en Galicia. De hecho Ana logró captar el rayo a pesar de las nubes bajas.

Este fenómeno, al que Julio Verne le dedicó una novela, se forma sobre todo al atardecer, cuando el astro se encuentra bajo sobre el horizonte y la luz tiene que atravesar más atmósfera. El azul se dispersa tanto que no es capaz de llegar hasta nuestros ojos. Comienzan a aparecer los colores que se encuentran a continuación, como el rojo y el amarillo. Con un poco de suerte, en un día anticiclónico y un horizonte despejado es posible observar el rayo verde. Unos segundos antes de que el sol se ponga, los tonos rojos y amarillos también tienen dificultades para alcanzarnos y dejan paso al verde.

Eclipse en Galicia, a pesar de las nubes

Redacción

La sombra de la Tierra se proyectó anoche sobre la Luna y dejó numerosas imágenes tomadas desde distintos puntos del mundo

La Luna, la Tierra y el Sol tenían una deuda pendiente con Galicia. El verano pasado la comunidad se quedó sin observar el eclipse lunar del 27 de julio. Fue una decepción para los gallegos, sobre todo teniendo en cuenta la fecha, en pleno verano y con todo el mundo en la calle esperando. En esta ocasión, fue un problema pero no tanto, sobre todo en el sur. 

Los gallegos del norte tuvieron que presenciar el evento astronómico cada vez que las nubes se lo permitían. Aún así, como duró aproximadamente unas tres horas, todos aquellos que fijaron la atención en el firmamento tuvieron la oportunidad de ver cómo la sombra de la Tierra se proyectaba sobre la superficie lunar.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Captado un rayo verde desde Malpica